Inicia segunda cohorte de cátedra Liliana Peraza en Biblioteca Nacional

2 marzo, 2017

El espacio brinda formación en materia de producción literaria

 

Texto: Renny Marrero / Fotografía: Adianez Gutiérrez / Prensa IABNSB

 

Este jueves 02 de marzo se inició la segunda cohorte de la Cátedra de Escritura Creativa Liliana Peraza, en la sala de lectura infantil Mamá Rosa ubicada en el Complejo Cultural Foro Libertador, dirigida a promotores de lectura y trabajadores bibliotecarios de las distintas bibliotecas que conforman la Red Metropolitana de Bibliotecas Públicas.

 

Los participantes recibieron una clase sobre técnicas de promoción de lectura, comprensión y producción de textos, por parte del profesor Sady Arturo Loaiza, Director ejecutivo del Instituto Autónomo Biblioteca Nacional y de Servicios de Bibliotecas IABNSB, quien además es profesor de castellano y literatura, egresado del Instituto Pedagógico de Barquisimeto, estado Lara.

 

Durante el desarrollo de la actividad, Loaiza propuso un ejercicio de reflexión, a propósito de la promoción de lectura y sus implicaciones. ”Desempeñar el oficio de bibliotecario, pasa por conocer las distintas áreas del conocimiento que componen el contenido de una sala general”, aseguró el docente, instándoles a conocer y reconocer los espacios, distribución y clasificación de libros de las salas que atienden, para de esta manera poder determinar qué estrategias resultan más propicias.

 

Como parte de la dinámica de intercambio de experiencias por parte de los bibliotecarios, se discutió sobre la literatura infantil ¿qué es un libro infantil? ¿es lo mismo libros infantiles que libros para niños? al respecto, Loaiza aportó al debate del grupo un concepto técnico, según el cual, el libro infantil es un tipo de texto dirigido a una población especifica con características bio psico-sociales determinadas, esto permitió que los participantes ejemplificaran o refutaran algunos títulos considerados en tal categoría, y lanzaran una lluvia de ideas sobre las actividades para promocionar dichas obras entre los usuarios más pequeños, que según expresaron suelen ser los más exigentes .

 

De igual manera, se establecieron diferencias entre los términos lengua y lenguaje, así como del uso de la gramática y la conjugación verbal del niño en su desarrollo, a medida que va adquiriendo nuevos conocimientos, en tal sentido, evaluaron algunas corrientes pedagógicas, tales como el aprendizaje por descubrimiento, aprender haciendo y el conductismo.

 

Respecto a la literatura infantil, compartieron varios poemas rimados de ”Bichos de mi patio”, de Liliana Peraza, en cuyo honor se lleva a cabo esta cátedra, que brinda formación en materia de promoción, creación y producción literaria. Finalizada la lectura, se propusieron algunas actividades a desarrollar en base a dicha obra, que fue premiada en el año 2006 en el concurso de Librerías del Sur y en el 2010 fue galardonado como mejor libro ilustrado y de escritura creativa en Argentina.

 

En cuanto a la comprensión y producción de textos, el profesor Loaiza enfatizó en la necesidad de entender los procesos de conformación dialéctica, socio-dialéctica y el contexto del texto, ”no podemos producir lo que no conocemos” ¿Qué estamos leyendo actualmente y por qué? Fue la pregunta problematizadora, para que el grupo entrara en debate sobre la capacidad de análisis y la producción de una adecuada referencia bibliográfica.

 

”También debemos preguntarnos el por qué leemos ese libro, siendo conscientes de que cada cual lee lo que le interesa, de acuerdo a su capacidad para enfrentarse a dicho contenido”, de igual manera, instó a acompañar toda lectura con una producción bien sea escrita, dramatizada.

 

Durante la actividad se realizaron ejercicios de lecturas de imagen partiendo de la premisa del lingüista suizo Ferdinand de Saussure de que ”un texto es todo aquello que contiene significado” las imágenes estudiadas fueron las pinturas: ”La columna rota” y ”Las dos Fridas”, de la pintora mexicana Frida Kahlo, seguidos de ”Amalivaca” y ”Hombres”, del venezolano César Rengifo, el ejercicio se realizó teniendo en cuenta que no se puede sacar un texto de su contexto, ya que  de lo contrario pierde significado, elementos como el significado y el significante, la polisemia o diferentes significados de un mismo termino, la semiótica y la semiología también serán estudiadas en próximas clases, señaló Loaiza.

 

Finalmente se realizó un ejercicio de creación de un texto narrativo en equipo, en el que cada miembro, de los 5 equipos en que fueron divididos los participantes, fue agregando párrafos a un relato breve, iniciado por sus compañeros en una suerte de ruleta, en la que se fueron intercambiando la producción escrita, para luego leer en voz alta el resultado final, y reflexionar sobre la importancia de los elementos de coherencia y cohesión al momento de la interpretación y producción de textos.

 

”La lectura no debe ser un hecho punitivo sino una actividad placentera, el mejor bibliotecario es el que lee con sus usuarios. Nuestro trabajo consiste justamente en enamorar al usuario de los libros. El año pasado, la red nacional que conforma la Biblioteca Nacional de Venezuela atendió a 3 millones de usuarios, en un país de 30 millones de habitantes esto representa el 10% de la población. El reto de este año es superar con creces esa cifra, hoy cuando las redes sociales representan un fuerte atractivo migratorio de lectores a otros formatos, la gente se ha ido alejando de las bibliotecas, entonces nosotros debemos ser capaces de llevar la biblioteca a las comunidades, recordemos que un libro puede salvar una vida, un libro puede hacer país, hacer patria, tengamos siempre presente la máxima Martíana de que hacer es la mejor forma de decir”, sentenció Loaiza al despedir este primer encuentro con quienes definió como creadores de magia.

 

El año pasado, 60 promotores de lectura pertenecientes a la Red Metropolitana de Bibliotecas Públicas egresaron de esta Cátedra; y este año apuntan a superar el número de participantes. La Cátedra de Escritura Creativa Liliana Peraza, funciona conjuntamente con la cátedra ”La palabra en escena José Luis Lugo Áñez”; las mismas se imparten de forma gratuita cada 15 días, en las instalaciones de la Biblioteca Nacional, para coadyuvar en la formación de promotores de lectura, bibliotecarios y encargados de sala y son conducentes a certificado.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page