Benedetti : el poeta que tenía 5 nombres

14 septiembre, 2017

mario benedeti011mario benedeti005

La obra del bardo uruguayo representa un legado fundamental de nuestras letras

Texto:Renny Marrero/Foto:Yusneidy Yaguas/14/09/2017/Prensa IABNSB

”No fue una vida fácil, francamente”

M.B.

Un 14 de septiembre de 1920, es decir hace 97 años en la pequeña población de Paso de los Toros en Montevideo Uruguay, en una humilde vivienda recibía en su seno la llegada de un pequeño, hijo de Brenno Benedetti y Matilde Farrugia cuyo poderoso llanto se convertiría con el paso de los años en la voz de uno de los poetas más destacados y polifacéticos de latinoamérica cuya gigantesca producción literaria traducida a más de 20 idiomas alcanzó más de ochenta libros en los que incluyó novelas, cuentos y ensayos, este coloso literario se daría a conocer mundialmente por el primero de sus cinco nombres: aquel día nació Mario, Mario Benedetti.

Hablar de la vida y obra de este bardo uruguayo es hablar de las dos llamas que ardieron en su pecho, el amor, expresado en su más dulce forma en la poética de versos inmortales como “Compañera, usted sabe que puede contar conmigo, no hasta dos o hasta diez sino contar conmigo..” o aquel que reza “Mi estrategia es que un día cualquiera no sé cómo ni sé con qué pretexto por fin me necesites” ¿a qué mujer no harían suspirar esas palabras? y la otra flama, la de la causa social expresada en frases lapidarias como:“Acá hay tres clases de gente: las que se matan trabajando, las que deberían trabajar ¡y las que tendrían que matarse!.” y poemas como Hombre preso que mira a su hijo en el que escribió:Y jugué por ejemplo a los ladrones y los ladrones eran policías. Y jugué por ejemplo a la escondida y si te descubrían te mataban y jugué a la mancha y era de sangre” composiciones que han acompañado siempre las consignas de los oprimidos en la lucha por su liberación, por eso a casi un siglo de su nacimiento nos honramos en enaltecer su memoria recordando un poco de las muchas formas que tomó el fuego vivificador de este militante de la vida.

mario benedeti010

La doble chispa

”Lo qué uno quiere de verdad, es lo que está hecho para uno; entonces hay que tomarlo, o intentar.

En eso se te puede ir la vida, pero es una vida mucho mejor.”

El pequeño Benedetti vivió en su pueblo natal los primeros años de su vida, luego su familia inició un periplo que les llevó por distintas ciudades hasta establecerse en Montevideo, donde el futuro poeta inicia sus estudios primarios en 1928 en un colegio alemán del que fue retirado en 1933, más tarde ingresaría al liceo Miranda que también abandonó por serias dificultades económicas de sus padres, desde los 14 años comenzó su carrera por diversos oficios siendo su primer empleo el de ayudante en una empresa de repuestos para automóviles, luego sería taquígrafo y vendedor, para entonces ya escribía versos y relatos cortos en sus ratos de ocio sin que él mismo sospechara que ese pasatiempo le convertiría en un gigante de las letras…

Como periodista trabajó en el diario La Mañana, en el que codirigió la página literaria y en La Tribuna Popular, haciendo crítica cinematográfica y teatral; además fue colaborador de El País, de España; la revista Punto Final, de Chile, y de Crisis, de Argentina, entre otras publicaciones.

El fuego fue tomando formas en su espíritu entre 1938 y 1941, período en que habitó largas temporadas en Argentina, de regreso a Uruguay en 1943 dirige la revista literaria Marginalia y publica su primer volumen de ensayos titulado Peripecia y novelas, se casa en 1946 con Luz López Alegre quien sería su gran amor y compañera de vida por las siguientes seis décadas, dos años después se une a la redacción del semanario Marcha del que fue director a partir de 1954 y en el que labora hasta 1974 cuando el periódico es cerrado por el gobierno dictatorial de Juan María Bordaberry.

Para 1950 formó parte de Número, una de las más importantes revistas de crítica literaria de su país, a partir de este momento se va encendiendo en su consciencia la militancia de clase, su primer acto fue la participación activa contra el Tratado Militar con los Estados Unidos, inscrito en los marco del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) caldo de cultivo del que surgirían más tarde la legión infernal de dictadores militares en el Cono Sur de la América Latina y caribeña, como Somoza, Trujillo, Batista y Pinochet entre otros, al unirse a la lucha contra el ignominioso pacto ya se denotaba el compromiso del poeta con la causa libertaria de los pueblos.

En 1958 publicó su primera compilación de cuentos, Esta mañana que le hace merecedor el Premio de Literatura del Ministerio de Instrucción Pública, este galardón le fue conferido en varias ocasiones, un poco más tarde en 1964 lo hayamos haciendo las veces de crítico de teatro y codirector de la página literaria semanal Al pie de las letras del diario La Mañana, ese año viaja a Cuba y participa en en el Congreso Cultural de La Habana y llega a ser miembro del Consejo de Dirección de Casa de las Américas lo que le lleva a fundar y dirigir el Centro de Investigaciones literarias de ese ente cultural desde 1968 a 1971 .

mario benedetti002 mario benedetti003

Las formas ardientes

”De dos peligros debe cuidarse el hombre nuevo: de la derecha cuando es diestra y de la izquierda

cuando es siniestra”

La llama toma definitiva lumbre revolucionaria en 1971 cuando funda junto a miembros del Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros el Movimiento de Independientes 26 de marzo, esta agrupación se integra a la coalición de izquierdas frente amplio en el que Benedetti funge como vocero en la mesa ejecutiva hasta 1973, estos años son de intenso accionar político, derrotados por la fuerza militar del Estado, se repliegan y el poeta es nombrado director del departamento de Literatura Hispanoamericana en la Facultad de Humanidades y Ciencias en la Universidad de la República máxima casa de estudios de Uruguay, en este período se intensifica su letra rebelde publicando Crónica del 71, un compendio de editoriales políticos que hace aparecer en el semanario Marcha, de esta época son también Los poemas comunicantes en los que se dedicó a recopilar entrevistas a diversos poetas latinoamericanos.

mario benedeti009

Cenizas de exilio y renacer

”Un viento misionero sacude las persianas no sé qué jueves trae no sé qué noche lleva ni siquiera el dialecto que propone”...

El 27 de junio de 1973 estalla un golpe de Estado en Uruguay liderado por Juan María Bordaberry que marca el comienzo de la dictadura cívico-militar que se extendería en esta nación por 12 años hasta 1985, la clara tendencia política de Benedetti lo hace víctima de la persecución obligándole a abandonar su patria con destino a Buenos Aires Argentina y luego Perú donde es apresado, lo deportan consigue amnistía y llega a Cuba donde permanece hasta 1976, un año después parte a España, fueron diez largos años de soledad y nostalgia por su terruño y sus seres queridos, su amante y compañera Luz López permanecía en Uruguay.

Este período de exilio fue motivo de muchas de sus obras, entre 1976 y 1977 escribe La casa y el ladrillo del que se desprenden aquellos emotivos versos: ” Me parezco al que llevaba el ladrillo consigo para mostrar al mundo cómo era su casa”.Poco después surge Viento del exilio (Editorial Nueva Imagen, 1981) en que narra la dura etapa.

Para 1983 logra regresar al suelo patrio y es nombrado miembro del consejo editor de la nueva revista Brecha, que continúa el proyecto de Marcha, interrumpido en 1974 por el golpe de Estado. Entre 1987 y 1989 integró la Comisión Nacional Pro Referéndum que se propone revocar leyes que impiden juzgar los crímenes cometidos durante la dictadura en su país y en 1984 se residencia en Madrid, España.

A partir de 1985 recibe numerosos reconocimientos y participa de distintos proyectos artísticos relacionados no sólo con la literatura: una versión cinematográfica de su novela La tregua dirigida por Sergio Renán (grabada en 1974) es nominada en la cuadragésimo séptima versión de los Premios Oscar, aunque no consigue la estatuilla el coqueteo de Benedetti con el séptimo arte continuará, su cuento El olvido fue uno de los relatos en que basó el guion del filme Dale Nomás (1974) dirigida por Osias Wilenski. En 1985 sus poemas dan paso al disco El sur también existe del cantante Joan Manuel Serrat homónimo al poemario del uruguayo y ya entrando en la década de los 90 le veremos participar en la película El lado oscuro del corazón producción argentina en que aparece recitando varios de sus poemas en alemán.

Su basta producción literaria y su accionar en pro de los derechos humanos le hicieron merecedor de un sinfín de premios y reconocimientos, el 30 de noviembre de 1996 la Fundación Lolita Rubial de Uruguay le concede el Premio Morosoli de Plata de Literatura, ese año el gobierno de Chile le hace la entrega de la Orden al Mérito Docente y Cultural Gabriela Mistral, el gobierno español el Premio León Felipe en reconocimiento a sus valores cívicos, otro tanto hacen las universidades españolas de Alicante y Valladolid al investirlo con títulos de Doctor Honoris Causa, por su parte la máxima casa del saber de Cuba, universidad de la Habana le reconoció como doctor Honoris causa en Ciencias Filológicas, ya finalizando esta década en mayo de 1999 se alza con el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, ese mismo año la Fundación Cultural y científica Iberoamericana José Martí le entrega el I Premio Iberoamericano José Martí.

Candilejas

”La muerte se está vengando siempre de nuestras vacilaciones; la vida se compone de 3 etapas: vacilar, vacilar y morir; la muerte en cambio no vacila frente a nosotros”…

El nuevo milenio no le sería indiferente y el 19 de noviembre de 2002 lo nombran Ciudadano Ilustre por la Intendencia de Montevideo. En 2004 se le concede el Premio Etnosur y el documental “Mario Benedetti y otras sorpresas” participa en respetados festivales de cine latinoamericano, en 2005 presenta su poemario Adioses y bienvenidas, un título en el que pareciera anunciar al mundo su cercana desaparición física, el 13 de abril de 2006 residenciado en Madrid se despide para siempre de su esposa Luz López, su alma gemela, esa que bien sabía que podía contar con él, ”no hasta dos o hasta diez sino contar con él” esta irreparable perdida hirió profundamente al juglar de Paso de los Toros, una vez viudo se retira a su hogar en Montevideo, no sin antes donar parte de su biblioteca personal al Centro de Estudios Culturales de Alicante, publica Canciones del que no canta(2006) otro poemario de triste talante en que alude a su historia personal .

En los años siguientes fue acreedor de nuevos reconocimientos entre ellos la Orden Francisco de Miranda, la más alta distinción que otorga el gobierno de Bolivariano de Venezuela por el aporte a la ciencia, la educación y al progreso de los pueblos, fue el propio Comandante Chávez quien se la asignó el 18 de diciembre de 2007 en la sede de la universidad de Montevideo, también recibió de manos del líder revolucionario el Premio Alba en reconocimiento a su valor y lucha por la libertad de los pueblos.

Chávez-MarioBenedetti

En 2008 aparece su última obra Testigo de uno mismo, antología de tinte biográfico en la que se despide reconociéndose amante de la vida ”No fue una vida fácil, francamente” escribió. Para el 2009 las complicaciones de salud, principalmente el asma le llevaron a guardar reposo médico, en abril de ese año Pilar del Río, esposa del escritor José Saramago organizó una cadena de poesía mundial en apoyo a Benedetti en lo que fue una jornada de fraternidad intercontinental sin precedentes.

mario benedetti003

¡Gracias por el fuego!

No hablaron casi nada durante el viaje. Ella tomó un cigarrillo y él le acercó el encendedor. “Gracias por el fuego”, había dicho ella. Y nada más. ¡Si él hubiera sabido! Pero nadie sabe…

El domingo 17 de mayo de 2009 a las 6:00 de la mañana se apagó la llama de este militante amoroso, sus restos fueron velados en ”El Salón de los pasos perdidos” del Palacio Legislativo de Uruguay, la tierra que le vio nacer y que siempre llevó en su corazón, la misma que decretó luto nacional por la pérdida de uno de sus más honorables hijos llevándole a descansar en el Panteón Nacional en Montevideo.

Desde el Instituto Autonomo Biblioteca Nacional y de Servicios de Bibliotecas invitamos a conocer la obra de este prolífico poeta, sus títulos forman parte de nuestras colecciones y sus páginas están abiertas al pueblo lector para que este se consiga con esa luz que sigue resplandeciendo escapada de las manos de Mario Orlando Hardy Hamlet Brenno, el poeta que tenía 5 nombres…

 

mario benedeti008 mario benedeti009 mario benedeti010

Descarga aquí una sorpresa en PDF:  http://www.bnv.gob.ve/wp-content/uploads/benedetti_mario._la_muerte_y_otras_sorpresas.pdf

 

 

 

 

 

 

 

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page