Librería personal de Emil Hassler fue donada a la Biblioteca Nacional en 1943

8 Noviembre, 2017

Emelie Hasles  Emelie Hasles2

El 04 de noviembre se cumplieron 80 años de la muerte (1937) de este eminente botánico

Texto: Jufany Toledo / Foto: Ronald Montaño

El pasado 04 de noviembre se cumplieron 80 años del fallecimiento en La Asunción, Paraguay del médico suizo Emil Hassler, naturalista y botánico; una verdadera autoridad científica en cuanto a la denominación y clasificación de los vegetales, que naciera en Aarau, Suiza el 20 de junio 1864.

Si bien inició sus estudios en su ciudad natal, en Suiza y los continuó en Francia, terminó graduándose de médico en Río de Janeiro, Brasil en 1884, y comenzó su ejercicio profesional en Cuiabá, siendo en ese país, donde a partir de un gran viaje exploratorio al Matto Grosso, inicia su extraordinaria colección etnográfica.

A partir de 1887 se residencia en la Asunción, y desde entonces comienza a realizar sus exploraciones en botánica, y a escribir sus artículos sobre el tema, el primer fascículo se publica en 1898, con el nombre Plantae Hasslerianae.

Sus colecciones botánicas constituyen un documento científico único, para el conocimiento de la flora del Paraguay y de toda la América del sur. La colección herbarias cuenta con unos 13 mil números. Este material de gran calidad, incluye todos los datos necesarios para su identificación, la composición formal del espécimen, el estado de conservación, etc. Convirtiendo a esta colección en una fuente importante para estudiar, no sólo la flora del Paraguay sino de toda la región.

Por su destacada labor, la Universidad Nacional de Asunción, le otorgó el 28 de octubre de 1934, el Doctorado Honoris Causa y también recibió el grado de coronel honorario del ejército de Paraguay.

Luego de su fallecimiento en 1937, dejó a través de su testamento el depósito de su colección botánica en el Conservatoire et Jardin botaniques de la Ville de Genève, como donación a la ciudad de Ginebra. Sus colecciones etnográficas se encuentran en el Museo de cultura, Basel (Suiza); el Museo de Etnografía de Ginebra, en el New Brunswick Museum y en el Field Museum.

Mientras que su biblioteca personal, compuesta por 896 volúmenes y 2630 folletos y revistas, fue comprada a sus herederos por la Cámara de Comercio de Caracas, en la ciudad de Buenos Aires; y posteriormente fue donada en enero de 1943 a la Biblioteca Nacional.

Para entonces, el doctor Enrique Planchart dirigía la Biblioteca Nacional, y autorizado suficientemente por el entonces Ministro de Educación Nacional, profesor Gustavo Herrera, y “llenas las formalidades de ley”, procedió a firmar el acta de entrega, conjuntamente con los señores Pedro Vallenilla Echeverría y Pedro Lander, presidente y secretario, respectivamente, de la Cámara de Comercio de Caracas, en el local de la Biblioteca Nacional, el 15 de enero de 1943.

Emelie Hasles1

En carta fechada el 2 de enero de ese mismo año, enviada por el doctor Planchart al Ministro de Educación Nacional, este le solicita autorización, para realizar una exposición de dicha colección, a objeto de enaltecer y agradecer la donación de la Cámara de Comercio, en los siguientes términos:

Coincidiría tal exposición, con el acto de recibir en la Biblioteca, a los miembros de la Cámara de Comercio, que han de firmar el Acta de entrega. Aparte del gran atractivo que tendría para el público esta colección, rica en hermosas láminas, se cumpliría sin duda, la cortesía debida a la Cámara de Comercio, prestándole cierto esplendor al acto de la entrega de la colección.”

Al cumplirse 80 años del fallecimiento de este importante científico, cuyos restos se encuentran en el cementerio de San Bernardino, en la Asunción Paraguay, bien vale la pena volver la mirada sobre esta hermosa y significativa colección patrimonial, que preserva y custodia el Instituto Autónomo Biblioteca Nacional y de Servicios de Bibliotecas.

01 09 

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page