Perpetuum Mobile: Leonardo Da Vinci, la pasión de aprender

15 Abril, 2018

Leonardo Da Vinci

El ingenio de este maestro de las artes legó al mundo grandes adelantos científicos

Texto: Renny Marrero/ Foto: Ronald Montaño/ Prensa IABNSB 15/04/018

Grandísimos dones vemos llover de los influjos celestes sobre los cuerpos humanos, unas veces naturalmente, y aún aveces sobrenaturales y reunidos en un cuerpo solo con tal belleza y talento que dejando atrás a todos los demás hombres se da a conocer como cosa otorgada por Dios y no conquistada por arte humana”

Giorgio Vasari

Tal día como hoy 15 de abril pero de 1452 nació en Italia en una pequeña villa rural llamada Vinci un hermoso niño de cabellos rubios como el sol y ojos color de esmeralda, fue hijo ilegítimo de Piero da Vinci, propietario de la basta finca de aquella comarca bautizada con el apellido de la poderosa familia y de Caterina, una humilde muchacha campesina a la que éste sedujera, el niño fue tardíamente reconocido por su progenitor permitiéndosele llevar su apellido con lo que pasó a llamarse Leonardo di ser Piero da Vinci , es decir “Leonardo del señor Piero da Vinci ”como se acostumbraba para la época en la que un hijo era visto como una propiedad más.

La historia de este pequeño que se crió en pleno contacto con la naturaleza siendo considerado como un bastardo por parte de su madrastra Albiera Amadori y soportando la imposición de un matrimonio arreglado entre su madre y un campesino del lugar por parte de su padre biológico para salvar las apariencias pudo haber sido la de un campesino más, pero en su interior habitaba el alma de un genio al que hoy debemos importantes adelantos en materia de artes plásticas y ciencias, su pasión de aprender la llevó a convertirse en pintor, anatomista, arquitecto, escultor, ingeniero y científico, con toda razón uno de sus pensamiento fundamentales fue que “El deseo de saber es natural a los hombres buenos ”.

Es abundante la bibliografía sobre Davinci, al cumplirse 566 años de su nacimiento su legado en tan diversas materias del saber sigue siendo objeto de estudio de especialistas, más que ofrecer una sucinta biografía desde Biblioteca Nacional invitamos a conocer un poco más de tan interesante personaje a través de los siguientes títulos que forman parte de nuestra Colección bibliográfica general.

Leonardo Da Vinci4

La encarnación de un genio

El Renacimiento fue un revolucionario movimiento cultural surgido en Italia a partir del año 1400 y que representó el salto de la época Medieval a la Edad Moderna trayendo consigo una compleja transformación en la forma del pensamiento y su expresión en materia cultural entendiendo por ello no solo las artes sino las ciencias y el mundo de las letras, Leonardo fue uno de sus máximos representantes. Uno de los interesantes libros que podemos consultar para adentrarnos en la vida y obra de este este maestro del Renacimiento se titula Leonardo da Vinci La encarnación de un genio, aguarda por los lectores bajo la cota 795.5 V777 y es autoría del historiador y académico Marcel Brion, se trata de una biografía de Da Vinci bastante particular pues está escrita de una manera poética, casi en forma de novela, de ella el lector podrá extraer interesantes datos sobre la personalidad del creador de dos de las más famosas obras de la pintura universal La Gioconda y La cena, conocida popularmente como La última cena.

Leonardo Da Vinci1Leonardo Da Vinci2

Una poesía muda

Leonardo definía el arte de la Pintura como una poesía muda, sumir las formas en la luz es “sumirlas en el infinito” bajo este axioma desarrolló su eterno aprendizaje e impartio sus conocimientos a los más allegados de sus alumnos especialmente a Francesco Melzi quien le acompañó hasta el final de sus días y a quien dejaría en herencia sus manuscritos e instrumentos de arte, para conocer su técnica pictórica y los apuntes que en tal terreno legó a la posteridad podemos leer Leonardo Tratado de la Pintura,una hermosa version castellana de Mario Pittaluga precedido por xcomentarios sobre la vida y obra de Davinci y un ensayo de Paul Valéry sobre los filosos y el gran pintor, esta cotado con el serial 795.5 L581 t

Otro de los textos que recomendamos se titula Leonardo Davinci Tratado de la Pintura, edición del grupo Distal que puede ser consultada en nuestra colección bibliográfica general bajo la cota 759.5 L581tr en ella podremos encontrar plasmado el pensar y accionar frente al lienzo de este gigante del pincel y sus consejos a quien se interese por las bellas artes, perspectiva lineal, del color, aérea, uso de luces y sombras,proporciones y movimientos del cuerpo humano y un detallado análisis acerca de si es o no una ciencia la pintura conforman esta obra.

Si el interés del lector está dirigido a las pinturas del excelso italiano entonces le recomendamos ojear La obra pictórica completa de Leonardo, un compendio de hermosas láminas que bajo la cota 759.5 L581 presenta además una biografía y estudios críticos sobre las impactantes pinturas de Da Vinci.

Un aspecto de la obra de Leonardo que ha dado mucho de que hablar y se ha convertido en material de múltiples novela de ficción como El código Da Vinci de Dan Brown, entre otros ha sido su espiritualidad, en las pinturas religiosas (cristianas y católicas) que realizara por encargo de autoridades de la realeza y de la Iglesia incluyó abundante simbolismo pagano, entre estos llamativos detalles se encuentra el hecho de que Leonardo trabajó de manera muy particular a los ángeles pintándolos siempre del lado izquierdo, esto le valdría la enemistad de algunos sectores del clero.

Debemos tener presente que Leonardo no fue ateo en el sentido explícito de la expresión, nuevamente Marcel Brion en su libro La encarnación de un genio nos pinta un completo perfil espiritual de Da Vinci explicando como su temprano contacto con la naturaleza le convirtió en un verdadero pagano que vio y reconoció en la naturaleza la expresión de lo que hoy conocemos como panteismo o la presencia de Dios en todo, Leonardo se hizo acólito de una herejía en que reconocia la existencia de una Diosa Madre, una Madre Antigua o Magna Mater a la que sirvió desde sus dos pasiones el arte y la ciencia, o lo que es lo mismo el Solve et Coagula de la antigua ciencia alquímica, en tal sentido no era enemigo de Dios pero si un amante del eterno femenino, a esta dedica uno de sus más enigmáticos y hermosos poemas:

¿Qué nombre llevó en los tiempos antiguos, cuando los hombres reconocían en ella el principio y el final de toda vida, la sublime ordenadora del Universo, la conservadora de la energía vital?

índice

El último trazo

Durante los últimos años de su vida Leonardo sufrió terribles afecciones, posiblemente la artritis fue una de ellas, lo cierto es sus brazos y manos se fueron deformando y paralizando dificultándole pintar y aseguran sus biógrafos hasta escribir, cerca de 1518 se retira a Francia y reside en El Castillo de Clos-Lucé. Recordaría su juventud como una “Bella cosa mortal, pasa y no dura” vivió bajo la convicción de que el hombre solo es dueño de sí mismo, los últimos años de su vida tambien fueron bastanteas solitarios contando entre sus pocos acompañantes a su fiel alumno Francesco Melzi.

No temía a la muerte aseguran sus cronistas, entre ellos el antes nombrado historiador Marcel Brion quien en su obra recoge uno de los pensamientos del gran hombre del Renacimiento  al respecto :“ Al igual que una jornada bien empleada da un sueño feliz, una vida bien gastada da una muerte feliz

Leonardo Davinci muere el 2 de mayo de 1519 a los 67 años de edad, en Francia en el Castillo de Clos-Lucé rodeado de las tres pinturas de las que nunca se quizo separar La Gioconda, San Juan y Santa Ana con el niño dos semanas antes el 23 de abril de aquel mismo año había dictado su testamento y ante la pregunta de ¿Quieres confesión? del sacerdote que se apersonó a darle la extrema unción el maestro respondió con serenidad: “Ningún ser va a la nada, continuaré” cuentan los cronistas que sus cenizas mortales reposaron en la iglesia de Saint Florentin pero fueron dispersadas durante las guerras de religión desarrolladas en Europa desde 1524 hasta 1697, de esa manera sus cenizas liberadas al viento junto a su espíritu, obra y pensamiento continuaron In Perpetuum Mobile, es decir en perpetuo movimiento…

 

  

 

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page