Bibliotecas Públicas cuentan con Manual de Clasificación de obras bibliográficas

5 diciembre, 2016

Texto: Renny Marrero / Fotografía: Adianes Gutierrez / Prensa IABNySB

Este jueves en el auditorio de la biblioteca pública central Simón Rodríguez se presentó el documento técnico “Manual de Clasificación para Bibliotecas Públicas” por parte de Ana Caldera, directora del Programa de Servicios Técnicos Bibliotecarios del Instituto Autónomo Biblioteca Nacional y de Servicios de Bibliotecas IABNySB.

A través de una presentación, Caldera ilustró como se integraron en un sólo mecanismo los diferentes procesos y pasos que conducen  a clasificar y ordenar los diversos tipos de materiales bibliográficos, de esa manera, contar con un documento técnico que se constituye en una eficaz guía pormenorizada para los bibliotecarios encargados de agilizar, y ofrecer el mejor servicio posible a los usuarios en busca de determinados materiales.

Los asistentes a la presentación, fueron bibliotecarios y encargados de salas de lecturas de la Red metropolitana de bibliotecas públicas de Caracas adscrita al IABNySB, quienes fueron comentando sus experiencias en cuanto al proceso de clasificación y las complicaciones, que surgen al momento de realizar tal labor, que es una de las principales para garantizar el óptimo préstamo de servicios al usuario.

Respecto a tales dudas, Caldera manifestó, “este manual debe ser reconocido por todo el personal  que  interactúa con los  usuarios,  para poder orientarles respecto a sus búsquedas. Por lo tanto, seguir sus orientaciones permite la rápida ubicación y visualización de los libros en las estanterías, facilitando su localización; está diseñado para optimizar los servicios de las bibliotecas”.

Respecto a los criterios para la clasificación de obras, son varios los elementos que intervienen como el ”numero cutter”, notación topográfica mediante el cual se crea la cota, cédula de identidad del libro en que se señalan serial de edición y una serie de datos técnicos sobre la obra en cuestión, que deben ser registrados para su acertada clasificación, entre ellos: el nombre del autor, país de edición, correspondencia por colección, volumen, ejemplar y edición referenciada.

Tras la descripción generalizada de códigos y siglas de clasificación, Caldera dio paso a las especificaciones a cumplir según las distintas colecciones ubicadas en las bibliotecas,  explicando con ejemplos prácticos como clasificar obras que van desde la novela hasta el ensayo o la literatura infantil, las antologías y géneros literarios, la cual tienen sus especificaciones, dependiendo de si se trata de uno o varios autos  autores, la clasificación de la literatura infantil y juvenil, se guía por un código de colores acompañado de la signatura bibliográfica correspondiente.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page