Martes de poesía : Negritud al son de Nicolás Guillén

16 mayo, 2017

El poeta antillano alzó su voz en defensa de los oprimidos

Texto:Renny Marrero/Foto:Adianez Gutierrez/Prensa:IABNSB/ 16/ 05/2017

”Ay, mi mulata de oro fino, ay, mi mulata de oro y plata, con su amapola y su azahar, al pie del mar hambriento y masculino,al pie del mar.”

El negro mar.

La poesía que celebra el mestizaje de Nuestra América tomó por asalto la Biblioteca Pública Central Simón Rodríguez este martes 16 de mayo del presente para recordar y celebrar la obra poética y el compromiso social de Nicolás Cristóbal Guillén Batista; conocido mundialmente como Nicolás Guillén, periodista, activista político y ante todo poeta nacido en Camagüey, La Habana un 10 de julio de 1902 cuyo legado reivindica la cultura negra de Cuba donde se le reconoce como el precursor del son, ritmo y baile típico de la Mayor de las Antillas.

El acostumbrado espacio denominado Martes de poesía reunió en esta ocasión a varios poetas seguidores de la obra de Guillén quienes no sólo recitaron parte de la extensa obra poética del poeta cubano sino que compartieron datos de interés sobre la vida de compromiso y lucha que le caracterizó llevándole a recrear la denominación literaria de ”Color cubano” al reivindicar en su poética a la cultura negra de cara a los procesos de mestizaje y transculturación; en tal sentido Alexis Rodríguez introdujo a los presentes en la vida del poeta homenajeado señalando que el mismo comenzaría a escribir a los 15 años destacándose siempre por un carácter rebelde frente a las injusticias sociales.

”Toda Latinoamérica recibió la influencia de Guillén no sólo de su estilo literario en que incursionó desde el amor a la tierra y el hombre en una suerte de antropología descriptiva de la esencia del negro antillano, sino a través de sus poemas llevados a la música, personajes como Celia Cruz, Pablo Milanés (quien dedicó a Guillén un disco íntegro) en 1975 y Bola de nieve inmortalizaron sus líricas en grandes piezas bailables” acotó uno de los presentes para luego dar lectura a los poemas ”canto negro” en que Guillén describe parte de la vida de los que fuesen los primeros negros llegados a las Antillas cuya cultura se asentó fuertemente en Cuba y ”negro bembón” en que describía parte de la idiosincrasia de la negritud cubana. ”¿Po qué te pone tan bravo, cuando te dicen negro bembón, si tiene la boca santa, negro bembón?”

También se habló sobre el carácter militante de Guillén, quien ingresara a la escuela de derecho de la Universidad de la Habana en 1920 pero cuya carrera no terminó, ”su vida estuvo siempre movida por un sentimiento de justicia social que le llevó a denunciar la explotación de la mano de obra negra en su Cuba contemporánea por parte de empresas transaccionales; para ello echó mano del son como un canto negro en busca de libertad; como comunista y marxista defendió siempre a los oprimidos” expresó Carlos Ríos otro de los asistentes quien leyó con ímpetu el poema ”burgueses” incluido en La rueda dentada, Obra poética 1920-1972, en que el antillano denunciara la inmisericorde explotación con que el capitalismo explota a la clase trabajadora.

”No me dan pena los burgueses vencidos.

Y cuando pienso que van a darme pena,

aprieto bien los dientes y cierro bien los ojos.

Pienso en mis largos días sin zapatos ni rosas.

Pienso en mis largos días sin sombrero ni nubes.

Pienso en mis largos días sin camisa ni sueños.

Pienso en mis largos días con mi piel prohibida.

Pienso en mis largos días.”

Respecto a su sensibilidad social se recordó que Guillén fue muy cercano a Federico García Lorca, poeta español a quien le unieron la poesía la causa comunista y la lucha contra la discriminación racial, sexual y social que en definitiva es la misma lucha por la que ambos lucharon desde las trincheras de la poesía.

La velada culminó con el canto colectivo del poema ”La muralla” obra de Guillén que también ha sido llevada al mundo musical e interpretada por grandes músicos como Víctor Jara y Mercedes Sosa : ”Para hacer esta muralla, tráiganme todas las manos: Los negros, su manos negras, los blancos, sus blancas manos”.

Cabe destacar que la BPC Simón Rodríguez cuenta en su colección bibliográfica con varios títulos de este poeta de la negritud entre ellos Songoro cosongo, Isla de rojo coral, El gran zoo, Todas las flores de abril y El son entero todos bajo la cota PG958, de igual manera en la sala infantil Mamá Rosa del Foro Libertador podrán conseguir dos versiones ilustradas para niños de Isla de rojo coral y El gran zoo, la invitación es a conocer a este poeta del canto negro.