Inés Quintero: “Gracias a la Biblioteca Nacional todos pueden conectarse con la lectura”

21 Octubre, 2016

Con “El hijo de la panadera” se celebró el 7°mo aniversario del Servicio para Personas con Discapacidad Visual

Texto: Jufany Toledo / Fotos: Ronald Montaño / Prensa IABNySB

A objeto de celebrar el séptimo aniversario del Servicio para Personas con Discapacidad Visual, (SPDV), y en el marco del bicentenario de la muerte del Generalísimo Francisco de Miranda, el Instituto Autónomo Biblioteca Nacional y de Servicios de Bibliotecas (IABNySB), invitó a la historiadora Inés Quintero para que protagonizara la 11° Jornada de Promoción de Lectura Braille-tinta.

El profesor Sady Arturo Loaiza, director del IABN, le dio la bienvenida a la doctora Quintero, presidenta de la Academia Nacional de la Historia, y reconoció efusivamente el trabajo que desarrolla la licenciada Adriana Rodríguez, coordinadora del SPDV y organizadora de estas jornadas, que tienen la misión de incluir a las personas ciegas en el maravilloso mundo de la lectura.

“Es un honor y un lujo que Inés Quintero pueda estar aquí, una mujer que ha realizado un extraordinario trabajo, no sólo para investigar a Miranda sino especialmente para difundirlo. Igualmente, quiero reconocer el trabajo que realiza el Servicio para Personas con Discapacidad Visual, que esperamos cumpla 50 años más y poderlos compartir con Adriana, quien siempre ha tenido un gran tino al seleccionar a sus invitados y el texto que se leerá, como en este caso”, dijo Loaiza, haciendo alusión al libro “El hijo de la panadera”, y al capitulo seleccionado, “Miranda Íntimo”.

Al referirse a las personas con discapacidad visual, quienes leyeron dicho capítulo en Braille, el director expresó: “Para nosotros es algo grandioso verlos acariciar el texto, la lectura entra por sus manos y les llega al corazón; y eso para nosotros es poesía”.

Y Adriana Rodríguez completó: “Yo no puedo verlos tocar el papel, pero también me lleno de emoción, porque nuestro objetivo es que la lectura llegue a todas partes, y el Braille es nuestro idioma… Los ciegos queremos leer y no queremos hacerlo solos, queremos romper cualquier barrera que nos separe, que nos excluya, queremos leer juntos, en voz alta y sin limitaciones”.

Ese es precisamente el objetivo de estas jornadas que se vienen realizando desde el año 2012, con la finalidad de promover la lectura colectiva y en voz alta, de textos previamente seleccionados, impresos en Braille y en tinta, desarrollando políticas que coadyuvan en la inclusión y en la atención de poblaciones minoritarias.

El capítulo seleccionado resultó de mucho agrado para los asistentes, quienes tuvieron la posibilidad de descubrir las intimidades de Francisco de Miranda, un personaje polifacético al que generalmente se le recuerda por sus extraordinarios dotes militares; “precursor de la emancipación americana”; y pocas veces se habla de su lado humano, del hombre altruista, filántropo, sensible, anti clerical, amante de la música, la pintura, el teatro y las mujeres; aspectos poco conocidos de este héroe de nuestra Independencia.

Inés Quintero, quien logra desnudar al “primer venezolano universal”, a través de la transcripción de citas textuales tomadas de su propio diario, lo definió como un seductor. “Miranda escribió estas cosas para que algún día las leyeramos, él sabía que era un hombre importante y que su historia no pasaría desapercibida por el mundo… La lectura y los libros eran para él un placer muy especial, constituyó una extraordinaria biblioteca de 6 mil volúmenes y los únicos que existen de manera oficial en Venezuela, sus clásicos griegos, están aquí en la Biblioteca Nacional”, afirmó la historiadora.

Al referirse a su libro “El hijo de la panadera”, señaló que la idea era que todos pudiésemos alcanzar a Miranda, en una biografía en la que deja ver su lado humano; ya que también tenía necesidades, deseos y enfermedades como cualquier otro. “Y me encanta que todos podamos leerla, que gracias a Adriana y a la Biblioteca Nacional, existan personas que puedan conectarse con mis libros de una forma distinta”, expresó la autora, quien también elogió la exposición “Miranda vives con el sentimiento de la fuerza”, marco en el cual se desarrolló la Jornada.

“Esta es una experiencia fascinante, poder compartir en la Biblioteca Nacional con personas con discapacidad visual, que van a leer un texto mío en Braille, definitivamente la lectura es un espacio de encuentro, y esta tarde estamos aquí en esta sala maravillosa (Juan Germán Roscio) rodeados de objetos que evocan a Miranda, encontrándonos todos con la lectura y sin ninguna barrera, sin límites, haciendo uso de tres recursos, el Braille, la tinta y mi libro”, expresó Quintero.

Al finalizar las lecturas, la autora interactuó con todas y todos los asistentes a la jornada, quienes le hicieron preguntas que respondió amablemente y con el tono jocoso que la caracteriza, a la vez que se comprometió a participar en una próxima jornada con lecturas de su libro “La criolla principal”.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page