Archivo del Generalísimo Francisco de Miranda fue estudiado en Biblioteca Nacional

28 marzo, 2017

 

La actividad abordó el carácter  intelectual y de trotamundos del venezolano universal
Texto: Renny Marrero / Foto: Adianez Gutiérrez / Prensa IABNSB
Con motivo de  conmemorarse el 267 aniversario del natalicio del Generalísimo Francisco de Miranda, se celebró este martes 28 de marzo el conversatorio ”Miranda el venezolano universal”, en el Archivo Audiovisual nivel AP3 del cuerpo de servicios del Instituto Autónomo Biblioteca Nacional y de Servicios de Bibliotecas IABNSB, la actividad fue presentada por Félix Ojeda, historiador del Archivo General de la Nación, quien se ha especializado en el estudio minucioso del extenso archivo del precursor.
Cosas referentes a Colombia…

Conocido popularmente como ”La Colombeia”, cuyo significado es el de ”Cosas referentes a Colombia”, el archivo de Sebastián Francisco de Miranda Rodríguez, consta de 63 tomos que están divididos a su vez en tres importantes secciones a saber: Viajes, Revolución Francesa y Negociaciones, en los que Miranda fue recopilando sus vivencias llenas de peripecias, peligros y el trato, discordante algunas veces y, otras en el marco de la amistad con grandes personajes de la historia política contemporánea que le tocó vivir y de la que él -el hijo de la panadera-; personaje protagónico en variados capítulos, que hoy atestiguan su gloria y genio, en base a ese monumental archivo, giró el conversatorio ofrecido por el joven Ojeda.

”Miranda, fue un actor activo de los más destacados sucesos  del cambio de siglos, entre el siglo XVIII y XIX, su archivo se nos presenta como una bitácora, no sólo de sus viajes en los que en apenas 4 años recorrió buena parte del mundo, el archivo representa gran cantidad de material visual, como mapas, artículos de prensa, tarjetas de invitación y partituras de música para flauta. Todo ello, recopila el archivo personal más importante de Latinoámerica”, comentó Ojeda, quien con lenguaje ameno y sencillo fue describiendo la presentación gráfica que acompañó su exposición del sustancioso archivo mirandino.

 

El caraqueño trotamundos

Ojeda explicó, que la  primera sección de  la Colombeia se titula  “Viajes”, y consta de 26 tomos, donde se plasma el carácter de apasionado trotamundos que caracterizó al caraqueño universal, desde que se hiciera a la mar por primera vez en 1771, siendo los años de 1793, período en que recorre buena parte del continente  europeo. A propósito de lo mencionado, el historiador destacó la presencia de mapas y distintos materiales, como los pasaportes diplomáticos y permisos o licencias dispensadas por altos dignatarios de las naciones donde estuvo el prócer, entre ellos Estados Unidos, Bélgica, Melilla y Rusia.
Francia le vio luchar…

La segunda sección, es “Revolución Francesa” y está compuesta por 19 tomos. Miranda tuvo una destacada participación en esta revolución y es bastante conocido, el hecho de que, es el único latinoamericano cuyo nombre está en el Arco de Triunfo de París. Estuvo varios años, entre 1792 y 1798 en Francia, donde participó durante casi todo el proceso militar y político que se desarrolló en este país. Fue uno de los comandantes del ejército en las campañas del norte.
El estratega

La última sección, se titula “Negociaciones”, compuesta por 18 tomos, abarca desde 1899 a 1810, donde se refleja todo ese proceso que fue gestionando Miranda en aras de obtener la libertad y la independencia, de lo que se conocía entonces como la América española, es decir, “Latinoamérica”. En esos 18 tomos, se observa las cartas intercambiadas con los más importantes políticos y militares de principios del siglo XIX, entre ellos, el presidente de los Estados Unidos, John Adams. Lo más notorio, entre estos documentos es la traición que le hace la oligarquía criolla a Miranda.
Cabe destacar, que este gran diario llega hasta el año 1810, a partir de ese convulsionado año y, todo lo que significó para el auge y caída de la incipiente primera República venezolana, no aparece reflejado nada en el archivo de Miranda, pero se conocen algunas cartas de puño y letra de Miranda, gracias a la obra que publicada por el Marqués de Roja, hombre muy interesado en la vida de Miranda, donde se logró reunir varios documentos desde 1810 hasta el año de la muerte de este precursor, en 1814.
 El tesoro perdido

El archivo de Miranda, fue abandonado en Curazao tras el arresto de éste, luego de capitular ante Monteverde, el valioso contenido fue a parar a manos de un Lord  inglés, que le resguardó en su propia mansión, y se le perdió la pista por casi 100 años, siendo el historiador Caracciolo Parra Pérez, quien en 1926 rastrea ”unos papeles que según pertenecieron a Miranda”, encontrándose con el tesoro perdido, cuya devolución a suelo patrio valió la bicoca de 5mil libras esterlinas, irónicamente esto ocurrió en épocas de Juan Vicente Gómez.

El apasionante conversatorio ofrecido por Félix Ojeda y en el que respondió dudas sobre este interesante prócer, concluyó invitando a conocer más de este invaluable testimonial llamado Colombeia, consultando en línea http://www.franciscodemiranda.org/colombeia/, portal web en el Archivo General de la Nación ente custodio de la bitácora mirandina, allí puede socializarse con el archivo en versión digital, proyecto creado desde el año 2010 por el Comandante Hugo Chávez, con el propósito de acercar al pueblo a tan valioso acervo histórico.

El Instituto Autónomo Biblioteca Nacional y de Servicios de Bibliotecas, se suma a tal invitación, instando a todo el pueblo a conocer el contenido de estos 63 tomos empastados por su autor en  cuero con letras de oro, precedidos por alguna máxima o reflexión escrita en griego o latín, que navegaron océanos durante años, siendo testigos presenciales de la historia de un prócer que fue un Quijote, sin locura y el más universal de nuestros compatriotas, cuyo fuego sagrado, sigue ardiendo en cada una de nuestras luchas.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page