La Biblioteca y su Gente: 137 años del Himno Nacional

25 Mayo, 2018

        IMG_20170522_142227     IMG_20170522_142800

Texto: Jufany Toledo / Fotos: Archivo de Prensa del IABNSB

Si bien los orígenes del “Gloria al bravo pueblo” se remontan a la época de la Independencia de Venezuela, fue el 25 de mayo de 1881 cuando se decreta oficialmente como Himno Nacional, por parte del presidente de la República para entonces, Antonio Guzmán Blanco, el cual fue publicado en la Gaceta Oficial N° 2.383 del 30 de mayo de 1881, conservada en la división de Publicaciones Oficiales del Instituto Autónomo Biblioteca Nacional y de Servicios de Bibliotecas, IABNSB.

Nuestro hermoso y revolucionario Himno Nacional tuvo su origen en una canción popular, y aunque existían otras canciones patrióticas, el “Gloria al bravo pueblo” se impuso, convirtiendo su historia en un tema interesante y motivo de estudio para muchos investigadores, no sólo del área de historia, sino también de la música y de la lengua; ya que sus partituras originales también se preservan en el Archivo Audiovisual de Venezuela, del IABNSB.

Fue a partir del 19 de abril de 1810, cuando la “Canción Nacional” y muchas otras canciones patrióticas, fueron entonadas con fervor y entusiasmo por un pueblo que aspiraba su independencia, y que ya estaba decidido a ser libre; así como también por los soldados y tropas, quienes tomaban fuerza de esas significativas canciones antes de iniciar una batalla.

Pasado el período de la Independencia, este canto continuó en la mente y el corazón del pueblo y se convirtió, por común aceptación, en la “Canción Nacional” aunque no tuviese la designación oficial. A partir del decreto del “Ilustre Americano”, la Canción Nacional o Canción de Caracas, pasó a llamarse Himno Nacional de Venezuela Gloria al bravo pueblo. El manuscrito más antiguo que se conoce de su música, data de mediados del siglo XIX, según lo señala el historiador José Antonio Calcaño, en su libro “La ciudad y su música”, disponible en la colección Bibliográfica General.

Setenta y tres años más tarde, paradójicamente, el dictador Marcos Pérez Jiménez lo declara símbolo fundamental de la patria, junto al escudo y la bandera nacional, a través de una Ley que data del 17 de febrero de 1954, que entre otros aspectos, determina las ocasiones en las que debe entonarse el himno nacional; las cuales fueron actualizadas durante el gobierno del presidente Hugo Chávez, en el artículo 12 de la Ley de Bandera Nacional, Himno Nacional y Escudo de Armas de la República Bolivariana de Venezuela, publicada en la Gaceta Oficial N° 38.394, de fecha 9 de marzo de 2006.

A lo largo de su historia, nuestro Himno Nacional ha sufrido diversas modificaciones oficiales, la última de ellas, que es la utilizada actualmente, estuvo a cargo de Juan Bautista Plaza, en el año 1947; sin embargo, ninguna ha mermado ni modificado su espíritu de libertad e independencia, ni mucho menos la visión de una América nuestra. Las y los venezolanos sentimos verdadero orgullo patrio cuando escuchamos “las gloriosas notas del Himno Nacional”, porque su historia, su música y su letra, están impregnadas de la sangre de los libertadores que corre por nuestras venas.

 

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page