Naranja fresca en el panteón, un jugo que es patrimonio y tradición

20 enero, 2017

 

Para José Gregorio Díaz ”Lo natural es querer la Patria”

 

Texto: Renny Marrero / Foto: Adianez Gutiérrez / Prensa IABNySB

 

Historias locales

Al finalizar el bulevar panteón y poco antes de llegar a las escalinatas de acceso al Panteón Nacional, un colorido carrito de jugos de naranja da la bienvenida a sus visitantes, no se trata de cualquier carrito, ni cualquier vendedor, quien lo atiende es el señor José Gregorio Díaz, mejor conocido como ”El juguero del Panteón’, ‘quien durante 17 años ha refrescado el paladar de propios y extraños con el refrescante jugo de naranja natural haciendo las delicias de grandes y chicos.

Al momento de acercarnos a su lugar de trabajo, lo encontramos con su delantal, lavando varias naranjas que se disponía a picar y exprimir. Nos fue explicando por qué decidió trabajar con este rubro, ”No quise vender bebidas gaseosas contentivas de aditivos químicos y artificiales que hacen tanto daño a la salud, la naranja, en cambio es natural, nutritiva y muy saludable”, comentó mientras nos obsequió con un sabroso jugo recién exprimido.

El carrito del señor José Gregorio llama la atención por varias razones, está decorado con un colorido saludo que da bienvenida al Panteón Nacional, ofreciendo ”El mejor jugo de naranja”, varias fotografías de niños con uniformes deportivos, y sobre la plancha o el posa manos una serie de láminas que ofrecen a sus clientes información nutricional sobre la naranja, la toronja, la zanahoria, el tomate de árbol y la toronja.

”La naranja es una fruta cítrica comestible, obtenida del naranjo dulce, del naranjo amargo y de naranjos de otras variedades o híbridos, antiguos híbridos asiáticos originarios de India, Vietnam o el sureste de China; es carnosa con cascara más o menos gruesa y endurecida, su pulpa está formada por once gajos u hollejos llenos de jugo”, se puede leer en una de las láminas informativas en el carrito de venta del Sr Díaz.

La idea de la información nutricional de dichas frutas, se le ocurrió como estrategia para promocionar el delicioso jugo, y a la par, educar a su clientela sobre nuevos y beneficiosos hábitos de consumo, ”los clientes no sólo se toman un jugo natural, que es totalmente beneficioso para su salud, sino que, leen con interés esta información y aprenden sobre los beneficios de estas frutas, es una invitación a alimentarse mejor consumiendo jugos naturales”, indicó.

El componente que más ha dado que hablar de la naranja es su vitamina C, ya que 100g de producto contiene hasta el 90% de nuestras necesidades alimenticias diarias. También contiene, sustancias no nutritivas con efectos antioxidante, antiinflamatorio y antitumoral (flavonoides) y anticancerígenos (limonoides), según nos indica el señor José, demostrando que conoce muy bien las propiedades del cítrico en cuestión.

 En cuanto a las fotografías, señala con orgullo que pertenecen a su hijo Brayan José, quien desde los 5 años juega béisbol con Los criollitos de Venezuela, “actualmente, tiene 14 años y es pitcher en Los criollitos, gracias a este trabajo, puedo apoyarlo en lo que será su carrera deportiva”, también el señor José practica softbol como pasatiempo.

Caraqueño de nacimiento y vecino del sector José Gregorio Díaz, reconoce el gran valor del casco histórico y sus inmediaciones, invita a conocer el Panteón Nacional y el Mausoleo del Libertador, ”es importante que los adultos y los niños sepan que aquí está Bolívar, nuestro Libertador y tantos otros héroes de la Independencia, todos debemos conocer este lugar”, apuntó .

Un hecho curioso sobre esta fruta, es que existe una variedad llamada Naranja Valencia, es una de las variedades dulces más usadas en España para la extracción de jugo, su nombre sin embargo, es un misterio, no hace alusión a la ciudad española Valencia, y tampoco guarda relación alguna con la ciudad de Valencia en nuestro estado Carabobo, pese a que este se caracteriza por su producción de naranja, aun así, esta fruta sigue siendo parte de la dieta del venezolano al tratarse de una de las fuentes vitamínicas de mayor popularidad y sustento de quienes, como el señor José Gregorio Díaz han hecho de ella su materia prima.

Para el Instituto Autónomo Biblioteca Nacional y de Servicios de Bibliotecas es un placer y un verdadero honor compartir con nuestros lectores parte de la historia de este compatriota, hombre trabajador y padre de familia, que con esmero y arduo trabajo, ha sacado adelante a sus seres queridos; le reconocemos como parte de nuestro paisaje, ese que componen día a día mujeres y hombres que trabajan por un mejor país. Por eso, forma parte de nuestras historias locales y de nuestra identidad: lo afirmativo venezolano!

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page