Génesis de la colección audiovisual del país

11 Agosto, 2016

11 Agosto 2016

 Texto: Jufany Toledo / Fotos: Archivo Prensa IABN

Considerando que es conveniente para el mejor conocimiento de nuestra tradición y para la más fiel documentación histórica, conservar de manera perdurable el recuerdo de expresiones de nuestras costumbres, de aspectos culturales, de acontecimientos memorables y de manifestaciones vitales de las personas que, en Venezuela, han actuado en forma destacada… Que la técnica moderna ofrece métodos eficaces, audiovisuales, de fácil interpretación, que proporcionan la oportunidad de dejar a las futuras generaciones esos documentos. Se decreta la creación del Archivo Audio-Visual de la Nación…”

La cita anterior no es otra que la génesis del Archivo Audiovisual de Venezuela, plasmada en el Decreto N° 1.071 y publicado en la Gaceta Oficial Número 27.217 del lunes 12 de agosto de 1963; y que para entonces dependía de la Dirección Nacional de Información. Años más tarde, a partir de la Ley y creación del Instituto Autónomo Biblioteca Nacional y de Servicios de Bibliotecas, pasa a denominarse Archivo Audio-Visual de Venezuela y su dirección y administración quedaron a cargo del IABNySB, de acuerdo con el Decreto 2.719 publicado en la Gaceta Oficial Número 31.525 del lunes 10 de julio de 1978.

El Archivo Audiovisual de Venezuela, tendría como finalidad, entre otras, recuperar, organizar y conservar la memoria documental no bibliográfica del país. Todos los ministerios y organismos públicos, fueron instruidos para que colaboraran en la conformación de su acervo y patrimonio, haciéndole llegar de forma gratuita, las obras no bibliográficas de las cuales dispusieran.

Así fue, y junto con las obras que ingresan a través de la Ley de Depósito Legal; las donaciones oficiales y de particulares, sumadas a algunas compras realizadas por el Instituto, se fue enriqueciendo el patrimonio audiovisual del país. Desde entonces han transcurrido 53 años, y esta colección se ha convertido en la más grande en su género, siendo una de las joyas de la Biblioteca Nacional de Venezuela, por las extraordinarias colecciones que en ella se resguardan, tanto en su división de Sonido y Cine, como en la de Obras Planas; y que todas y todos los venezolanos deben conocer.

Fotografías documentales y artísticas de Venezuela, América Latina y El Caribe, desde finales del siglo XIX hasta principios del Siglo XX. Más de 8 mil imágenes que dan cuentan de la evolución de la región desde 1870 aproximadamente, forman parte de los patrimonios documentales de la humanidad, por decisión del Comité Memoria del Mundo de la UNESCO desde 1997. Partituras, mapas antiguos, planos, atlas y diversos formatos de diseño gráfico; así como 20 obras originales del maestro Alirio Palacios, que conforman la Colección “El nuevo rostro de Bolívar”, conviven con los registros sonoros y de la imagen del “Archivo de la Palabra”, el cine, la radio y la televisión.

En este 53° Aniversario, exaltamos y reconocemos el trabajo de sus referencistas. Un capital humano y profesional de gran valor, conocedores de estas colecciones y de la importancia que ellas revisten para preservar la memoria histórica de la nación.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page