Claudio Perna: “A la vanguardia de la vanguardia”

11 octubre, 2017

Ciro Marcano, Margarita D'Amico, Carolina Brito Centeno y Luis Emeterio González, recrearon la vida y el proceso creador de este artista conceptual

 Texto: Jufany Toledo / Fotos: Adianez Gutiérrez / Karina Gutiérrez

Una interesante jornada que ilustró diversos aspectos sobre la vida del artista conceptual Claudio Perna, se llevó a cabo en la sala de consulta de la colección Bibliográfica General, a objeto de celebrar los 40 años de creación del Archivo Audiovisual de Venezuela y conmemorar 20 años de la partida de este creador. La actividad fue moderada por Ignacio Barreto, director del AAV, quien se encargó de dar la bienvenida a los presentes.

Claudio Perna es considerado el fundador del Archivo Audiovisual, por ser quien a partir de 2 mapas y 76 fotografías, concibió la idea y dirigió la propuesta de conformar un archivo, a imagen y semejanza de sus propios archivos y de su taller de trabajo Radar. Espacios que se recrean en la exposición “Claudio Perna 20-40. Archivo vivo y memoria”, que se exhibe en la Sala Juan Germán Roscio de la Biblioteca Nacional.

Durante la actividad organizada por la Fundación Claudio Perna, conjuntamente con el Instituto Autónomo Biblioteca Nacional y de Servicios de Bibliotecas, en apoyo a dicha exposición, se ofrecieron cuatro ponencias, que más allá de cualquier formalidad o rigurosidad académica, devinieron en una suerte de anecdotario sobre la vida y la creación de este artista conceptual italo-venezolano.

Los expositores, Ciro Marcano, Margarita D”Amico, Carolina Brito Centeno y Luis Emeterio González. Todos conocedores y admiradores del maestro, de su obra y su proceso creativo, lograron transportar a los presentes al fantástico mundo creador de Perna, en el que todo es posible, todo es realizable. A lo largo de sus disertaciones, coincidieron en que Perna siempre estuvo a la vanguardia de la vanguardia, de ahí su frase: “Solo espero una segunda mirada a la luz del siglo XXI”.

De eso se trataron las charlas, de volver la mirada sobre un artista adelantado a su tiempo. Un hombre que distorsionó la realidad, que irrumpió en el sentido cotidiano de las cosas, para que el espectador experimente distintas sensaciones. Perna lo denominó: “Infiltraciones para revitalizar los sentidos perdidos, dormidos, olvidados o en vías de extinción”.

002(2)                             001(2)

Ciro Marcano, doctor en geografía, artista plástico y discípulo de Perna, introdujo a los presentes en el mundo íntimo de Claudio Perna, que él tuvo la oportunidad de conocer ampliamente; pero también, sintetizó sus propuestas creativas Arte-ciencia; Arte-sentimiento; Arte-pensamiento.

Su infancia en Italia, en medio de la II Guerra Mundial; su llegada a Venezuela a la edad de 18 años, encontrarse con otro idioma, otra cultura y el abrupto choque con la tropicalidad; luego sus recorridos por el país que lo llevan a conocer a María Lionza, el espiritismo y descubrir que era un “médium” o “materia”; y finalmente su locura, de la cual logra salir para resignificar su realidad e imprimir gran originalidad a sus creaciones.

Margarita D’Amico, periodista, profesora jubilada de la Escuela de Comunicación Social de la U.C.V., investigadora, columnista, crítico de arte y gran amiga de Perna, empezó diciendo: “Yo sólo vengo a traer recuerdos, porque trabajé con él durante 20 años (1960-1980). La Biblioteca Nacional es muy afortunada por tener esta colección (…) para mi fue una gran sorpresa encontrar aquí las cartas que yo le enviaba a Claudio desde Nueva York, describiéndole las exposiciones; y ahora están integradas a su obra toda, convertidas en objetos de arte”.

          009(2)                    011(2)

Viajes, recorridos, cobertura de pautas, entrevistas, fotografías, reportajes… de pronto un sinfín de recuerdos se agolparon en la cabeza de la periodista, quien enfatizó que desde el mismo momento en que conoció a Perna, en un encuentro casual, supo que estaba frente a un artista de gran genialidad.

Combinando imagen y palabras inició su arte-conceptual. Era atrevido, se autofotocopiaba, hacía proyecciones sobre su propio cuerpo, innovaba, muchas de sus fotos las logró sin cámara, sólo con el uso de la luz sobre el papel; era un artista con una visión global, con sólo manipular la velocidad de la cámara lograba obras de arte. Yo no acepto que Claudio esté muerto, mientras él esté en mi mente, en la sensibilidad de la gente que admira su obra, él estará entre nosotros…” Finalizó D'Amico.

A Claudio Perna también le fascinaba escribir y lo hacía sobre cualquier soporte, inventaba palabras, las reconstruía; a fin de sistematizar la “Lexicografía Perniana”, la lingüista y lexicógrafa Carolina Brito Centeno se ha incorporado como investigadora de la Fundación Claudio Perna y compartió sus hallazgos.

Perna fue un auténtico renovador del lenguaje artístico, transgredió sus códigos formales, rompió y amplió sus fronteras. Al atreverse a construir un alfabeto propio proponiendo lecturas polisémicas. Se puede decir, sin equívocos, que pocos artistas del Siglo XX se ocuparon tanto en construir un corpus propio de términos conceptuales, y en muchos casos, de resemantizar los ya existentes para darle nuevas acepciones”. Expresó Brito.

          Claudio Perna            IMG_5852

El cierre de esta jornada le correspondió a Luis Emeterio González, artista de la imagen, activador cultural y comunicador, quien compartió un par de años con el artista en Radar, y hoy forma parte del equipo directivo de la Fundación que lleva su nombre, quien disertó sobre el Arte de proceso, a partir de toda la obra de Perna que se encuentra expuesta.

Durante una visita guiada, González ilustró a los asistentes sobre la conjunción de arte y ciencia en la obra de Perna, partiendo del territorio y sus distintos escenarios; el ser humano en todas sus manifestaciones; la ciencia como herramientas de expresión comunicativa; y toda la metodología usada por el artista en su proceso creador, para afirmar que con esos instrumentos Claudio Perna construyó la monumental obra de lecturas polisémicas y multidimensionales, donada a la Biblioteca Nacional.

                Claudio Perna4 IMG_5890

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page