Centenario de Alejandro Otero. Un artista visual de grandes dimensiones

6 marzo, 2021

Las colecciones de la Biblioteca Nacional propician una aproximación a su obra

Texto: Jufany Toledo / Prensa IABNSB

Al cumplirse cien años del natalicio de Alejandro Otero, nacido en El Manteco, estado Bolívar, el 7 de marzo de 1921, los venezolanos podemos aproximarnos a su obra a través de las colecciones que, sobre este artista visual de grandes dimensiones, custodia el Instituto Autónomo Biblioteca Nacional y de Servicios de Bibliotecas (IABNSB).

Muestras de su gran legado artístico pueden apreciarse en distintos lugares de Venezuela, donde sus obras, que son un regalo para la vista y el alma, nos recuerdan que somos un país de gente creativa, generosa y llena de talento, que ha sabido poner en alto el gentilicio y profesionalismo de los venezolanos; ya que junto a Carlos Cruz-Diez y Jesús Soto, Alejandro Otero es uno de los representantes del arte cinético nacional, reconocido y premiado internacionalmente.

Su formación inicial estuvo a cargo de Antonio Monsanto, director de la Escuela de Artes Plásticas y Artes Aplicadas de Caracas, donde ingresó en 1939. De esa época, denominada por muchos como su etapa escolar, nació el Otero paisajista, que si bien es menos reconocida, evidencia la originalidad que lo caracterizó a lo largo de su vida profesional, en la que destacan geometría y abstracción, dos constantes que le acompañarán hasta el final.

Las obras de este período paisajístico, han sido fielmente recogidas y catalogadas en una investigación inédita a cargo de Juan Ignacio Parra “Los paisajes de Alejandro Otero 1940-1945”. Tras obtener una beca en 1945, para continuar formándose en París, puso fin a la serie de paisajes, para dar paso a nuevas series de objetos, tales como Cacerolas, Cafeteras, Cráneos, Potes, Candelabros, Botellas y Lámparas. En 1949 regresa a Caracas, donde rompe esquemas en materia de arte, por su novedad y estilo.

Entre 1950 y 1955 comienza su etapa abstraccionista, tiempo durante el cual realizó diversos murales y vitrales para importantes edificaciones caraqueñas, especialmente la Universidad Central de Venezuela, a donde fue invitado por el propio arquitecto Carlos Raúl Villanueva, para formar parte del proyecto de integración de las artes a esa casa de estudios. Esta etapa puede conocerse en libros como “Saludo al Siglo XXI” o “Memoria Crítica” de Alejandro Otero o en su “Polémica sobre Arte Abstracto”, que sostuvo con Miguel Otero Silva.

A partir de 1955 inicia su serie de Coloritmos, un interesante y colorido trabajo, realizado en tablones pintados con pintura industrial, que fue recogido por dos importantes investigadores del arte en Venezuela, como son Juan Ignacio Parra y Rafael Romero, con el título “Los Coloritmos de Alejandro Otero. Catálogo Razonado” (2018). Una obra extraordinaria, de gran formato y edición limitada, que ya forma parte de la Colección Bibliográfica General de la Biblioteca Nacional. http://sisbiv.bnv.gob.ve/cgi-bin/koha/opac-detail.pl?biblionumber=529291&query_desc=su%2Cwrdl%3A%20Alejandro%20Otero

A los Coloritmos siguieron los ensamblajes (1960-1967); y a partir de entonces comienza a innovar con estructuras metálicas tridimensionales de gran escala, donde naturaleza y tecnología van de la mano, para dar paso a obras trascendentales como “Delta Solar”; “Estructura Solar”; “Abra Solar”; “Aguja Solar” y “Torre Solar”, entre otras.

En lo personal, Alejandro Otero contrajo matrimonio con la también artista plástica, Mercedes Pardo; y tuvo cuatro hijos: Alejandro, Gil, Mercedes y Carolina. Muchas de sus obras y pertenencias son patrimonio de la Fundación Otero-Pardo. Falleció el 11 de agosto de 1990. Cabe destacar que recibió muchos reconocimientos en vida y post mortem, como por ejemplo la creación del premio de Artes Plásticas Alejandro Otero en el estado Bolívar y el Museo de Artes Visuales de La Rinconada lleva su nombre.

El Catálogo Público de la Biblioteca Nacional, Sisbiv, arroja 54 resultados que dan cuenta de las distintas piezas que allí se preservan. En la Colección Bibliográfica General están los libros escritos por él; y los que sobre él escribieron importantes autores como Alfredo Boulton, José Balza, Inocente Palacios, Néstor Balza, Ángel Cristóbal García, Yolanda Pantin, Orlando Araujo, Rafael Romero y Juan Ignacio Parra, entre otros.

Igualmente, en el Archivo Audiovisual de Venezuela se encuentran diversos objetos audiovisuales, fiel testimonio del trabajo de este artista; y en la colección de Obras Planas, destacan las fotografías de Alfredo Boulton, Claudio Perna, Margarita D`Amico, Abel Naím y Ricardo Armas, así como diversos materiales gráficos, carteles y catálogos o programas de sus exposiciones.

Como parte de los homenajes que se le brindarán a Alejandro Otero en su centenario, muy pronto estarán en las estanterías de la Biblioteca Nacional, los dos últimos libros que sobre este gran artista se han producido en Venezuela. “Los paisajes de Alejandro Otero 1940-1945”, de Juan Ignacio Parra Schlageter, ediciones Casa 62; y “Alejandro Otero. Dibujos para esculturas: la dimensión del vuelo”, de María Elena Ramos, editado por la Fundación Artesano Group.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page