Entre páginas y letras… 40 años de historia

14 julio, 2017

 


Trabajadoras de Biblioteca Nacional compartieron sus memorias
Texto:Renny Marrero/ Foto:Ronald Montaño/Prensa IABNSB 14/07/2017

Muchas de ellas llegaron siendo profesionales, otras  como pasantes o becarias, lo cierto es que con el tiempo se han convertido en parte esencial del Instituto Autónomo Biblioteca Nacional y de Servicios de Bibliotecas IABNSB secretarias, bibliotecarias, investigadoras, promotoras, bibliotecólogas, referencistas… han dado lo mejor de sí por la que consideran su segunda casa, su aporte y experiencia han hecho que BN tenga piel y corazón de mujer, a continuación compartimos dos de esas historias.
La calle es libro
Lourdes Perez  cuenta que su relación con la Biblioteca Nacional nace en el Banco del libro  desde 1974 hasta 1992 cuando se integró a BN, su basta experiencia en el mundo de las páginas y las letras le ha llenado de anécdotas que atesora con mucho cariño, recuerda como en 1977 se firmó el decreto de creación del IABNSB. Comenzó trabajando con jovenes y adolescentes  a quienes fue facilitando herramientas pedagógicas para acercarles a la lectura, desde 1993  hasta 2010 fue encargada de servicios y actualmente se desempeña en la Biblioteca Pública Generalísimo Francisco de Miranda.

Recuerda  especialmente  el plan de  promoción lectora ”La calle es libre”, llevado a cabo en la Biblioteca Pública San José de la Urbina en Petare  en 1980, narra que dicho programa se dedicó a buscar que niñas y niños reflejaran como se imaginaban la calle como un espacio suyo para jugar, aprender y recrearse, ”De allí surgió una hermosa experiencia que se recogió en forma de cuento, en él participaron las niñas y niños de dicha comunidad quienes fueron protagonistas de ese ejercicio, los dibujos, el recorrido reflejado en las páginas del libro todo surgió de sus manos y sus sueños. Narrar cuentos a la orilla de la calle, en las escaleras del barrio, hacer participar a padres, madres, representantes, todos esos momentos son inolvidables”  comentó Perez, de igual manera refiere que dicho libro impreso a partir de 1982 arriba a 35 años, siendo uno de los libros populares venezolanos más leídos, premiados  y traducido.

Para Lourdes la mayor satisfacción es saber que hoy muchas personas ya adultas se saben y se sienten protagonistas de ese cuento ”La calle es libre bien pudo llamarse la calle es libro porque lo que hicimos fue leerla y reflejarla con sus cantos sueños e inquietudes ” considera que el reto de BN es continuar ese trabajo en los sectores populares, atender las necesidades culturales  y seguir promocionando el libro en todos los espacios.”El libro es una herramienta de construcción social, aporta valores a la nueva sociedad que queremos crear y en los actuales momentos es de gran importancia contribuir a la formación ciudadana mediante la lectura” refirió a la par de desear el éxito en el desempeño de las funciones de cada trabajador y trabajadora de la institución.

Larga vida al libro
Por su parte Jazmín Castro con 33 años de servicio en BN recuerda que se inició como mecanógrafa  en 1981 en la Red metropolitana de Bibliotecas publicas, fue secretaria, asistente  y actualmente es especialista en información, entre las muchas anécdotas de aquellos años recuerda que al no existir Internet era sumamente complejo el proceso de atención al usuario ”Se hacían colas  porque el proceso era muy lento, no teníamos un catalogo automatizado” Recuerda que el flujo de  usuarios en sala era hasta de 800 y en ocasiones mil personas bastante alto en comparación con la posibilidad que hoy ofrecen herramientas como el catalogo y la biblioteca digital por ello no ve en la tecnología un rival sino un aliado por ello no cree que el formato digital desplace al libro físico.

Actualmente trabaja en la biblioteca pública Lisandro Alvarado en la que funciona un Infocentro por ello da fe del apoyo que representa Internet a las tareas del bibliotecario y augura larga vida al formato de tinta y papel compañero de tantos años …

Apoyo y relevo generacional
Para Castro el reto de BN en este nuevo aniversario es  acercar al usuario y a la vez seguir sacando a BN a la calle, celebra el programa ”La calle un espacio para leer” que se desarrolla en las comunidades, en cuanto al cambio generacional de trabajadores  no duda en felicitar a quienes recientemente se integran a la gran familia de BN pues los considera apoyo y relevo ”Lo más importante en el caso de los bibliotecarios es tener vocación, ahínco y sed de formación para convertirse en promotor de lectura, esa labor maravillosa llena de hermosos momentos, uno de los más gratificantes es encontrarse en la calle con usuarios que te agradecen y te cuentan como un libro  les cambió la vida, como lograron culminar satisfactoriamente un proyecto académico gracias a tu orientación… eso llena” expresó, en su caso se siente orgullosa de contar con usuarios que ha visto crecer durante estos 33 años de servicios.

Para el IABNSB es un honor contar con valiosas  compañeras como Lurdes Perez y Jazmín Castro, ellas son páginas de una historia en la que cabemos todos, la de Biblioteca Nacional de Venezuela, memoria viva de nuestro pueblo.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page