Pío Tamayo: Una vida de poesía y lucha social

5 marzo, 2018

Pio Tamayo6Pio Tamayo(1)

El larense fue pionero del marxismo en Venezuela y un consecuente revolucionario

Texto: Renny Marrero/ Foto: Ronald Montaño/Prensa IABNSB 05/03/018

Un 4 de marzo de 1898 la ciudad de El Tocuyo, en el estado Lara vio nacer a uno de esos hombres cuyo ideal libertario traspasa fronteras, se trata de José Pío Tamayo, periodista, escritor, poeta pero ante todo incansable luchador social a quien la historia reconoce no solo como pionero del movimiento marxista en la patria de Bolívar sino como un ejemplo de la juventud rebelde, hoy en tiempos de revolución, y al cumplirse el pasado domingo 120 años de su nacimiento es propicio recordarle, revisemos un poco su biografía.

Cantar de gallos

La de Pío Tamayo fue sin lugar a dudas una vida movida por el anhelo de justicia social, desde su época de bachillerato inició sus andares por senderos izquierdistas, en el liceo Bolívar y en el colegio La Concordia de su tierra natal, fundó el semanario estudiantil El juvenil, este sería el primero de muchos impresos surgidos de su ímpetu formativo, el semanario en cuestión fue redactado por Tamayo en compañía de otros dos inquietos estudiantes: los hermanos Edilio y Alcides Lozada con quien compartía ideales y rebeldía, también fundó los periódicos Salto y Brinco y Ayacucho, todos con marcada carácter de denuncia social, para entonces contaba con tan sólo 14 años de edad.

Al cumplir los 15 años se traslada a Barquisimeto y retoma sus estudios en el colegio La salle, tras un esfuerzo colectivo se involucra en el nacimiento de la imprenta “Gil Blas” cuyas publicaciones se alinean al pensamiento progresista de Tamayo. A su regreso a El Tocuyo funda la revista literaria Renacimiento y luego El tonel de Diogenes espacio en que difunde sus ideas políticas a la par de su poesía.

Cabe destacar que Tamayo fue siempre un hombre consecuente con la practica de lo que predicaba, esto se evidencia en la forma en que administró la hacienda familiar “El Callao”, siendo aun muy joven se dedicó a mejorar notablemente las condiciones de vida de sus trabajadores, bajo su administración se adquirieron modernas maquinarias necesarias para las labores productivas de la hacienda, se instalaron servicios sanitarios dignos y una red eléctrica para beneficiar a los campesinos, además creó el primer servicio de transporte público colectivo entre Barquisimeto y El Tocuyo destinado a trasladar a los más pobres pues su bajo costo así lo permitía.

Durante esa etapa de hacendado Pío Tamayo ideó multitud de estrategias dirigidas a promover nuevas formas organizativas de trabajo colectivo entre los campesinos como la formación de cooperativas agrarias, aunque los resultados no fueron los mejores, quizás Pío tenia una visión muy adelantada para la época, tristemente el campesinado no comprendió su propuesta quizás por falta de formación socio política y por la asfixiante sumisión ideológica en que vivía.

Internacionalista y proletario

Las inquietudes políticas de este impetuoso joven tocuyano bien pronto le valdrían ser visto como un peligroso subversivo, para 1922 con a penas 26 años de edad se ve obligado a abandonar Venezuela debido a su activismo antigomecista, se refugia en San Juan de Puerto Rico, luego parte a Nueva York y finalmente se radica en La Habana, Cuba donde participa de la fundación del Partido Comunista de la Mayor de las Antillas y colabora con la revista Venezuela Libre así como con La Revista Universitaria y El Libertador órgano de difusión ideológica de la Liga Anti-imperialista de las Américas, organización a la que no tardo en unirse.

Durante los 4 años de su exilio se dedica a entrar en contacto con anti gomecistas que desde otras latitudes claman por la caída del mal llamado Benemérito, en esta etapa viaja a Barranquilla, Colombia con la finalidad de fundar la Unión Obrera Venezolana.

El carácter internacionalista de Pío Tamayo se devela durante estos años, su periplo por diferentes países de nuestra América le llevó a involucrarse en la lucha de clases de cada una de las naciones que visitó, actuando no como turista de paso sino como un hombre comprometido con la causa libertaria de los pueblos, es decir un revolucionario a carta cabal, en 1925 fue detenido en Panamá por dirigir una huelga de inquilinos y es expulsado de ese país, otro tanto le sucede en Guatemala donde el propio presidente de la República, José María Orellana ordena su expulsión acusándolo de saboteador y subversivo.

Un poco más tarde hace escala en Costa Rica donde fungirá como director de la revista Siluetas y colabora con las publicaciones Avispas y Nueva Prensa, en cada país, en cada medio impreso, en cada organización política en que se involucra propugna fervientemente sus ideales clamando por el despertar de la conciencia de la clase trabajadora como vía de liberación de los pueblos bajo la consigna marxista de: ¡Proletariados del mundo uníos!.

Regreso y lucha por la Patria

Para 1926 una Amnistía gubernamental del régimen gomecista permite el retorno al suelo patrio de un nutrido grupo de jóvenes venezolanos, entre ellos se encuentra un experimentado luchador larense : Pío Tamayo, quien de inmediato pasa a formar parte de los columnistas y redactores de los diarios Mundial y la revista Élite, no tardaría en levantar su voz nuevamente contra el tirano…

Un suceso definitivo para la vida del valiente comunista se presenta en 1928 cuando organiza junto a otros jóvenes “La semana del estudiante” suceso que quedará plasmado en los anales de nuestra historia contemporánea como una muestra de la valentía y el fervor democrático de nuestra juventud criolla, en el acto inaugural de aquella jornada Pío Tamayo lee en un atestado Teatro Municipal el más famoso y celebrado de sus poemas titulado Homenaje y demanda del indio, cuyo contenido fue considerado por los esbirros de la dictadura como irrespetuoso y conspirador, esto le vale el presidio a su autor quien va a para a la tristemente celebre cárcel La Rotunda, luego es trasladado al castillo Libertador , a donde irán a parar otros valientes compatriotas que al igual que Tamayo se alzaran contra el despotismo.

Pero los barrotes no fueron impedimento para este consecuente revolucionario y desde su calabozo funda un grupo de estudio que denominó La carpa rojaespacio en que brinda formación política a sus compañeros de infortunio poniéndolos en contacto con los fundamentos del marxismo.

En abril de 1928 los estudiantes protagonizan nuevamente acciones contra Gómez, en mayo de ese año se prohíbe la propaganda y difusión de ideas comunistas en todo el territorio nacional y se emite un decreto declarando traidor a la patria al que practicase o propagase tal doctrina, pese a esto en 1931 se funda el Partido Comunista de Venezuela PCV, Pío Tamayo aún desde prisión figura como uno de sus principales ideologos.

Una nueva Amnistía liberaría de las mazmorras a un grupo de jóvenes que son enviados al exilio, Pío Tamayo no se encuentra entre ellos, sino que permanece en los fríos calabozos hasta 1934, las inhumanas condiciones a que se vio sometido hicieron que contrajera tuberculosis, en diciembre de ese mismo año es liberado en un deplorable estado de salud del que no consigue recuperarse por completo muriendo a causa de la fatal enfermedad contraída entre muros, su deceso ocurrió el 5 de octubre de 1935 en Barquisimeto .

El ejemplo de tesón y lucha por la libertad que Pío Tamayo legó a la posteridad guía hoy el camino de las juventudes rebeldes e Venezuela y el mundo. ¡Honor y gloria al poeta de las causas justas!

Pio Tamayo Pio Tamayo1 Pio Tamayo2 Pio Tamayo3 Pio Tamayo4 Pio Tamayo5  

 

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page