Charlie Chaplin y su personaje “Charlot”: espejo de los sentimientos más bonitos que un ser humano puede albergar

16 abril, 2018

chaplin3

A 129 años de su natalicio, se hace imprescindible reseñar al creador de un personaje que representa los valores hoy casi olvidados del amor y la bondad por los más necesitados

Texto: Lisayde Santamaría/ Fotos: Ronald Montaño/ prensa IABNSB

Fue uno de los máximos representantes del cine mudo, su aparición en pantalla era sinónimo de éxito. Cada interpretación suya bajo el personaje del adorable Charlot, cada película que dirigió y produjo, terminaban siendo admiradas por un público que iba en constante aumento, hasta que ya casi no hubo sobre la tierra alguien que no conociera al artífice de tanta grandeza: su nombre era Charlie Chaplin.

Constelado de estrellas y con un brillo que parecía emanar de su interior, su presencia en el celuloide o sobre las tablas del teatro no pasaba jamás desapercibida, antes bien era causante de una intensa hilaridad o de una apabullante nostalgia, pues supo dotar a su mágico personaje de una transparencia, inocencia y honestidad como pocas veces se ha visto en el séptimo arte; esto convirtió al actor en un hombre acaudalado. Pero no siempre fue así.

Chaplin nació en Walworth, un barrio pobre de Londres, Inglaterra, la noche del 16 de abril de 1889, en el seno de una familia de actores de bajos recursos económicos. Una familia modesta que se ganaba la vida en los music-halls, espectáculos de variedades muy populares en el Reino Unido de ese tiempo. Tenía un hermano mayor llamado Sidney, que también participaba de las habilidades artísticas de que gozaba la familia y que llegó a tener casi tanta fama como su hermano Charlie.

0001

Vivían pobremente, pero al menos les alcanzaba para comer; hasta que su padre se marchó. Algunas reseñas comentan que abandonó a la familia en pos de la bebida, y otras dicen que se murió producto de su afición al alcohol, lo cierto es que desapareció del entorno familiar, y dejó a la madre sola con dos niños pequeños en una estrechez económica más atroz aún que cuando el padre estaba presente.

Pero no se amilanó, y empezó a trabajar en diversos oficios para poder llevar comida a la mesa; mas el esfuerzo constante sin descanso, la mala alimentación y las continuas preocupaciones hicieron que su salud física y mental se viera seriamente comprometida y tuvo que ser hospitalizada, quedando el pequeño Charlie y su hermano Sidney en la calle, sobreviviendo gracias al pillaje y durmiendo en diversos orfanatos y asilos para pobres. Estas experiencias sirvieron para darle un matiz de trágica humanidad a su personaje Charlot.

Charles Chaplin4(1)

Cuando la madre se restableció, salió del hospital y reanudó su trabajo como actriz; para entonces el pequeño Charlie contaba cinco años y ya había debutado en el escenario sustituyendo a su mamá en medio de una escena en que a ésta le falló la voz. El niño imitó a la perfección a la señora y hasta quebró su voz a propósito tal como le había pasado a la mujer sin querer. El público quedó encantado con el muchachito.

Luego de esta primera experiencia fue enlazando trabajos esporádicos en el music-hall hasta 1907, cuando el empresario teatral Fred Karno, especializado en espectáculos cómicos de pantomima, le contrató. En esta compañía coincidió con su hermano y con Stan Laurel, quien años más tarde formaría con Oliver Hardy el popular dúo cómico “El gordo y el flaco”.

En 1912, durante una gira por Estados Unidos le vio Mack Sennett, presidente de los estudios de cine Keystone, quien impresionado con su actuación le hizo una oferta que no pudo rechazar; un año después Chaplin hace su debut en Hollywood con la película “Making Living”, conocida en español como “Charlot periodista”, aunque el mítico personaje no hace aparición en ésta sino en la siguiente película, llamada “Carreras sofocantes”, estrenada en febrero de 1917.

 Charlot

Cuentan los biógrafos del actor, que el personaje que hizo famoso al comediante nació improvisadamente. Chaplin no había quedado satisfecho con el atuendo que lució en su primera película: levita, chistera, un monóculo y un gran bigote. Así que fue al vestuario y escogió prendas que contrastaran en su tamaño: un pantalón holgado y una levita ajustada, unos zapatos muy grandes y un sombrerito estrecho. A todo esto le unió su peculiar bigotico, pequeño para no perder capacidad expresiva y aparentar más edad, y un bastón de caña de bambú. El resultado fue un vagabundo con modales refinados y dignidad de caballero, tierno y sentimental, que a pesar de no tener ni un centavo, no escatimaba jamás en prestar ayuda a quien la necesitara.

chaplin1

Charlot es un judío humilde, y toda su belleza reside en su corazón. Sus valores son sentimentales, espirituales. Es un hombre que padece el sufrimiento de los otros, de los pobres, de los que nadie ve porque son feos, sucios y no tienen nada que comer. Y a cada momento siente la necesidad de aliviarlos, de consolarlos, aún a costa de su propia vida. Esta actitud origina una heroicidad que no se había visto ni se ha vuelto a ver otra vez en el cine: es el héroe de los humildes, de la gente pobre, de los desamparados. Su ideal de bondad traspasa fronteras. A través de este personaje Chaplin retrata la deshumanización del mundo moderno y muestra una perspectiva crítica del capitalismo salvaje.

La profunda crítica social del personaje, su inmensa generosidad y su bondad sin límites se encuentran constantemente retratados en cada una de sus películas, y las personas llegaron a identificarse con él, o bien llegaron a querer ser o tener a alguien así en sus vidas, pues Charlot representaba los valores humanos del amor, la dignidad que no se vende por cosas materiales, la inocencia, la gracia propia de quienes no pretenden ser, sino que son y que siguen siendo a pesar de todos los avatares de un mundo cada vez mas deshumanizado, seres de luz con un gran sentido de la nobleza y del amor desinteresado.

chaplin2

El personaje del vagabundo Charlot está profundamente identificado con la época del cine mudo, y para cuando se popularizaron las producciones sonoras Chaplin se negó a darle voz a su mágico personaje. En total, fueron 81 películas dirigidas, producidas y protagonizadas por Charlie Chaplin, quien también se dedicó a la composición de la banda sonora de algunas de ellas, sin contar las obras inconclusas, las inéditas y los cameos que hizo al final de su carrera. Muchas se encuentran en el Archivo Audiovisual del Instituto Autónomo Biblioteca Nacional y de Servicios de Bibliotecas. A continuación se presenta una galería de fotos de los archivos gráficos que del célebre personaje se encuentran resguardados en el Archivo Audiovisual, más imágenes de las películas que pueden ser disfrutadas por el público interesado:

 

Charles Chaplin8Charles Chaplin7     Charles Chaplin2Charles Chaplin3    

Chaplin murió a la edad de 88 años en 1977, mientras dormía en su residencia en Suiza; padecía de asma y demencia senil. Su última aparición en público fue durante un espectáculo circense al final del cual los payasos le regalaron sus narices como homenaje al actor.

charlieviejito

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page