“El Discurso de Angostura es el más importante documento político producido por Simón Bolívar”

15 Febrero, 2019

                 

Al cumplirse 200 años de la instalación del Congreso de Angostura, la Biblioteca Nacional muestra al pueblo venezolano diversos documentos que plasman el pensamiento del Libertador

       "El Congreso de Venezuela está instalado; en él reside,

desde este momento, la Soberanía Nacional…”

     Texto: Jufany Toledo/ Fotos: Ronald Montaño-Adianez Gutiérrez/ Prensa IABNSB

Al instalar el segundo Congreso Nacional de Venezuela, el 15 de febrero de 1819, en San Tomé de Angostura, actual Ciudad Bolívar, Simón Bolívar pronunció un importante y celebre discurso que, en la actualidad, forma parte de la historiografía mundial. Se trata del Discurso de Angostura, del cual puede extraerse la concepción humanista, ideológica, política y filosófica del Libertador.

El Discurso de Angostura, más allá de ser una excepcional pieza de oratoria, revela el pensamiento libertario y emancipador de Bolívar.

Durante un conversatorio realizado en la Sala de Libros Raros y Manuscritos de la Biblioteca Nacional, el historiador Andrés Eloy Burgos lo calificó como “el más importante documento político producido por Simón Bolívar”.

                       

“Ese documento fue el fruto de la experiencia y los aprendizajes del Libertador. Cuántas cosas habían ocurrido ya en nuestra historia; y con este discurso, Bolívar viene a reparar los errores cometidos. Tempranamente entendió que no se trataba solo de liberar a Venezuela; había que formar al hombre, por eso puso el énfasis en la educación, argumentando que no habrá república posible si no existen ciudadanos que la sostengan”, señaló Burgos.

Ciertamente, cuando analizamos su contenido, podemos apreciar el peso que el Libertador le otorgaba a la ilustración, a la sapiencia, a la formación cultural y espiritual de la gente. Bolívar fue un gran lector de la realidad geopolítica del momento y también supo entender la esencia del pueblo venezolano. De allí que, de alguna manera, centrara su discurso en las virtudes, los valores y la formación de ciudadanía.

Buena parte de los pensamientos que sobre el Libertador se conocen, desde los primeros años de estudio en Venezuela, ha sido extraída del Discurso de Angostura, como por ejemplo “Moral y luces son los polos de una república, moral y luces son nuestras primeras necesidades”.

             

En él comenzó también a sustentarse la Revolución Bolivariana; son muchos los ejemplos que el presidente Hugo Chávez tomó para sí del Congreso de Angostura; y al asumir la presidencia el 2 de febrero de 1999, convocó de inmediato a una Asamblea Constituyente para refundar la República.

De esa forma lo hizo Simón Bolívar en 1819, quien, despojándose de todo su poder como Jefe Supremo de la República, lo entregó al presidente del Congreso Constituyente, Francisco Antonio Zea, a quien, al finalizar su discurso en Angostura, le realizó la siguiente exhortación: "Señor, empezad vuestras funciones: yo he terminado las mías". Sin embargo, y por unanimidad, los diputados no lo aceptaron y le devolvieron el poder.

En el Discurso de Angostura, Bolívar realizó una serie de sugerencias a objeto de que las instituciones se pusieran al servicio del pueblo y respondieran a sus necesidades. Entre otros aspectos, proponía el centralismo como sistema de gobierno, con los poderes públicos tradicionales, Ejecutivo, Legislativo, Judicial, además del Poder Moral.

Su finalidad era la de contar con funcionarios probos para instaurar un sistema republicano-democrático, y así evitar los privilegios, abolir la esclavitud y procurar mayor justicia social.

El Discurso de Angostura es, pues, un documento de gran importancia, cuya esencia y espíritu se mantienen vigentes. De allí la importancia de que el pueblo venezolano lo conozca, lo analice y reconozca en él al genio Libertador y las bases fundamentales de nuestra República.

Por ello y para ello, el Instituto Autónomo Biblioteca Nacional y de Servicios de Bibliotecas, ha organizado diferentes conversatorios y muestras documentales con el fin de divulgar los documentos relativos al Congreso de Angostura.

            

En la Colección Antigua, Sala de Libros Raros y Manuscritos, destaca la “Ley Fundamental de la Unión de los Pueblos de Colombia”, fechada en Santo Tomás de Angostura el 17 de diciembre de 1819, a través de la cual, los pueblos de Nueva Granada y Venezuela quedan reunidos en una sola nación, reconocida y denominada con el título de República de Colombia.

Igualmente, se encuentra la “Proclama de Simón Bolívar, Presidente Interino de la República de Venezuela, Capitán General de sus Exercitos y los de la Nueva Granada”, firmada en el Quartel-general de Angostura el 20 de febrero de 1819. Ambos documentos fueron impresos por Andrés Roderick, impresor del gobierno.

Otro texto significativo es “Bolívar en Guayana”, donado y autografiado por su autor, Manuel Alfredo Rodríguez, “A la Biblioteca Nacional; que es mi otra casa”, Caracas, en enero de 1973. Entre otros temas, Rodríguez narra en su libro “El nacimiento de Colombia”.

Se puede apreciar, además, una edición facsimilar del “Discurso de Bolívar en el Congreso de Angostura”, con fecha 15 de febrero de 1819, reproducción ordenada por el Gobierno de los Estados Unidos de Venezuela en conmemoración del primer centenario de la instalación de la Asamblea, en 1919.

En dicho ejemplar, destaca la foto de un cuadro de Bolívar pintado por el rumano Samys Mutzner en 1819. Contiene además la edición facsimilar del Correo del Orinoco N° 19 del sábado 20 de febrero de 1819; y un análisis de las ideas políticas expresadas por Bolívar en el Congreso de Angostura.

                  

En tanto, la colección de Publicaciones Oficiales ofrece las “Actas del Congreso de Angostura 1819-1820”, editadas por la Facultad de Derecho de la Universidad Central de Venezuela, en 1969, con el cuidado del doctor Pedro Grases y prólogo de Ángel Francisco Brice. Hay otro ejemplar editado por la Biblioteca de la Presidencia de la República de Colombia en 1988.

En esta muestra nos encontramos también con el Tomo I de “Documentos que hicieron Historia 1810 – 1989”, Ediciones de la Presidencia de la República de Venezuela, dirigida por Ramón J. Velásquez, con textos y notas preparadas por Pedro Grases y Manuel Pérez Vila.

                

Finalmente, la Colección Bibliográfica Contemporánea muestra el mapa “Carta de la República de Colombia”, y una selección de textos que incluye “Angostura. Escenario de un discurso histórico”; “La Guayana del Libertador”, de Manuel Alfredo Rodríguez; “Actas del Congreso de Angostura”, compiladas por Pedro Grases y editadas por la Fundación Biblioteca Ayacucho; y “Los borradores de Angostura”.

Estos últimos dan cuenta de la fase preparatoria de ese importante documento histórico. Los borradores forman parte del Archivo del Libertador, y en ellos se puede apreciar la humildad con la que Bolívar aceptó las correcciones y sugerencias de sus colaboradores cercanos, como Jacinto Martel, Pedro Briceño Méndez, Manuel Palacio Fajardo y Juan Germán Roscio.

El original definitivo del Discurso de Angostura estuvo perdido durante 150 años y gracias a la acuciosa investigación del doctor Pedro Grases, quien lo rastreó, fue localizado en Inglaterra en poder del señor Philip J. Hamilton-Grierson, quien, a instancias de Grases, accedió a donarlo a Venezuela.

Todo indica que, una vez publicado en español, el Libertador le pidió al oficial británico James Hamilton que realizara su traducción al inglés para distribuirlo en Europa y en los Estados Unidos, lo cual se realizó en la misma imprenta del Correo del Orinoco, de Andrés Roderick, y el oficial guardó dicho manuscrito para sí. Después de su muerte, sus descendientes continuaron resguardando ese valioso documento para la historia de Venezuela.

                      

                      

 

 

 

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page