Vicente Gerbasi, el poeta de la noche

2 junio, 2021

El Instituto Autónomo Biblioteca Nacional y de Servicios de Bibliotecas, conmemora los 108 años del natalicio de uno de los más prolíficos poetas venezolano, del siglo XX.

Texto: Jufany Toledo / Prensa IABNSB / Fotos cortesía

Casa Natal de Gerbasi en Canoabo“Nací en Canoabo. Una aldea de dos mil habitantes. Sus verdes deslumbran a veces. Nací en ese pueblo y de allí salí por primera vez a los 10 años. Durante ese tiempo yo pensaba que el mundo comenzaba y terminaba allí mismo, y más allá de esos límites, todo era como una leyenda”. De esa manera, describió Vicente Gerbasi los primeros años de su vida en su pueblo natal, durante una entrevista que le hiciera Carlos Díaz Sosa, en 1966.

Fue el 02 de junio de 1913, que ese pequeño pueblo del estado Carabobo vio nacer a, quien se convertiría en uno de los más importantes poetas de habla hispana del siglo XX. Se trata de Vicente Gerbasi, hijo de una pareja de inmigrantes italianos, Juan Bautista Gerbasi Vita y Ana María Federico Pifano, oriundos de Vibonati, un pequeño poblado en el piedemonte de los Apeninos, con vistas al golfo de Policastro y el mar Tirreno, quienes se empeñaron en ofrecerle a su hijo una buena educación, difícil de obtener en el pueblo natal.

Gerbasi IIFue así que al cumplir diez años, se embarcó en Puerto Cabello rumbo a la tierra de sus padres. El primer año hizo el colegio en Cámpora y continuó sus estudios de educación media y liceo en Florencia; pero debido a la repentina muerte de su padre, regresó a Canoabo en 1928, para radicarse luego en Valencia, donde desempeñó diversos cargos y oficios como oficinista, traductor, redactor, entre otros.

Cada vez que sus obligaciones se lo permitían, Gerbasi realizaba eventuales visitas a Caracas, donde comenzó a frecuentar la tertulia de los sábados, en la casa del poeta Jacinto Fombona Pachano, y en la cual se codeó con distintos intelectuales, músicos y pintores de la época, como Fernando Paz Castillo, Enrique Planchart, José Antonio Calcaño, Moisés Moleiro y Manuel Cabré.

De esas tertulias, surgió en 1937 el grupo literario “Viernes”, del cual fue miembro fundador, junto con Otto de Sola, Luis Fernando Álvarez, Fernando Cabrices, José Ramón Heredia, Pascual Venegas Filardo, Oscar Rojas Jiménez, Rafael Olivares Figueroa y Pablo Rojas Guardia, entre otros; ya que en realidad este grupo funcionaba como una peña literaria, y en él participaban personas de distintas edades y con disimiles intereses, pero unidas por la poesía.

antologi II V GerbasiDos años más tarde, en 1939, Gerbasi fundó y dirigió la revista “Viernes”, de la que llegaron a circular 22 números en total. Con “Viernes” se inició su productiva y creativa carrera de poeta. Entre sus poemarios se encuentran “Vigilia del náufrago” (1937), “Bosque doliente” (1940), “Liras” (1943), “Poemas de la noche y la tierra” (1943), “Mi padre el inmigrante” (1945), “Los espacios cálidos” (1952), “Retumba como un sótano del cielo” (1977), “Edades perdidas” (1981), “Los colores ocultos” (1985), “Un día muy distante” (1988), “El solitario viento de las hojas” (1990), e “Iniciación en la intemperie” (1990).

La noche, es un tema recurrente en sus obras, al igual que la muerte; pero en realidad, Gerbasi rinde culto a la naturaleza toda. Fue un hombre contemplativo, cuya habilidad le permitía capturar cualquier imagen y convertirla en palabras, en poesía. Es un poeta de la modernidad, y uno de sus principales legados, fue haber introducido el surrealismo, en la poesía venezolana.

Mi padre el inmigrante“Mi padre el inmigrante”, su extenso y hermoso poema de 30 versos, dedicados a su padre, es la obra que lo consagra como poeta, y con el cual han llegado a compararle con Andrés Bello y Francisco Lazo Martí. 16 libros de poesía, más de 6 antologías y algunas incursiones en prosa, forman parte de la obra de este gran escritor, que fue además funcionario de Cultura, político, diplomático, Premio Nacional de Literatura (1969), e individuo de número de la Academia Venezolana de la Lengua, en la que ocupó el Sillón E.

Considerado uno de los poetas vanguardistas, más reconocidos de la poesía contemporánea de Venezuela, su obra ha sido traducida a una docena de idiomas. Falleció en Caracas el 28 de diciembre de 1992. En el Catálogo en Línea, Sisbiv, de la Biblioteca Nacional, se ofrecen 142 resultados, que incluyen sus manuscritos e importantes composiciones musicales que cuentan con la nostálgica poesía de Gerbasi.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page